Inicio > Uncategorized > 300. Perdón, ya son 400

300. Perdón, ya son 400


300

Ya son 100 más

Aquí alguien se pasó de listo. Primero dimitió, para eludir tener que dar explicaciones. Sigue siendo, pero se despidió de ello. Dos veces ya. Se despidió dos veces pero sigue ahí. Lo denuncian con claridad los mercados de deuda pública.

Como en realidad donde debería estar es acampado frente al despacho de Aguirre, cantando alguna de Joan Baez con los perroflautas profesionales allí reunidos, se aplica con sectarismo y juego sucio en sus asuntos. El es el legitimado, y no otros. El es el escogido por la dialéctica histórica para llevar a las huestes del progreso al horizonte final de la Utopía. ¿Cómo puede esa sucia y cavernícola oposición haberle dado la mayor patada electoral en la boca que un político socialista haya sufrido en democracia? ¿Cómo se atreven? ¿Acaso no saben que la moral, la ética y la justicia (puticlubs aparte) están siempre del lado de los suyos? ¿Cómo puede esa oposición presentarse impunemente a unas elecciones…y barrerle del mapa?.

El púber, en postrera pataleta, ha decidido que convocará las enésimas elecciones generales españolas en democracia, el aniversario de la muerte de Francisco Franco. Hombre, si las hubiese convocado el 18 de Julio, sería más efectista. Pero ni siquiera se da cuenta que el 20N pasará a ser la fecha en que los españoles nos sacudimos los marrones políticos de encima. Marrones nefastos y de todo signo.

El púber, indignado atrapado en Moncloa con traje y corbata, ha decidido que los españoles somos una vajilla que tirarle a la cabeza a la oposición, aún a riesgo de romper la mayoría de los platos.  La fecha de elecciones no sólo tiene que ver con la sucia campaña de Franco (a quien probablemente veremos transitar por las carreteras entre descerebrados con banderas republicanas que escupirán e insultarán al féretro) sino con el hecho de que el probable ganador no tendrá posibilidad de llevar a cabo unos presupuestos Generales propios. Sino que estará absolutamente vendido. Una bomba retardada que ZP esperaba que estallase en manos de su sucesor en el Gobierno. La explosión de esa bomba es nuestra condena como país y como ciudadanía a la pobreza. Condena que se ha venido fraguando toda esta legislatura.

El perfil bajo de la bizcochable oposición hacía todo esto perfectamente viable.

Pero hete aquí que llegó la Prima de Riesgo. Y hete aquí que subió de los 300 a los 400. Y hete aquí que los señores que prestan dinero en los mercados (que no nos atacan, sino que sólo se defienden de nuestro manirroto púber) se dan cuenta de que quedan aún cuatro meses en los que puede pasar absolutamente de todo. Y hete aquí que la bomba le estalla al inefable indignado en los belfos.

El púber, cautivo y desarmado, balbuceante y pasmado como Gabino Diego en la célebre película, acaba de volver del País de las Maravillas. Por fin ha caído en que los mercados no se van de vacaciones.

Los últimos objetivos económicos, han sido alcanzados.

Una lástima que las primas de riesgo no disminuyan con leyes feministas.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: