Inicio > Uncategorized > D’Hont y mis amigos de izquierda. El Mal perder.

D’Hont y mis amigos de izquierda. El Mal perder.


PP

Victoria de la derecha

Queridos amigos de izquierda, queridos todos sin excepción:

Me alegro profundamente que, al final, tras tantos arduos años de persistencia de los mismos problemas que acabáis de descubrir hace una semana, os hayáis convertido en verdaderos estudiosos de la Ley Electoral Española que consagró en 1978 la Constitución. E incluso ¿podéis creerlo? estimo en gran profundidad todas vuestras sesudas conclusiones sobre la Ley D’Hont. Si, efectivamente, esa que ha permitido durante más de treinta años una hegemonía monocolor de la izquierda (con un intervalo fortuito pero afortunado de 8 años) que en estos momentos ha tocado a su fin. El conchabeo de PSOE+PC/IU = mas que todos ha tocado felizmente a su fin.

También entiendo que estéis indignados. Casi tanto como lo estaba yo en 2008 con las mentiras con las que vuestros partidos ganaron las elecciones. Casi tanto como cuando el Gobierno que vosotros votásteis, mentía sobre la negociación con ETA y acosaba a las víctimas del terrorismo incómodas. Pero no se me ocurrió jamás apoderarme del espacio público, saltarme la Ley que a todos nos obliga por el forro, y pretender que el que definía la democracia en exclusiva, era yo. Si alguna vez esas víctimas se rebelaron, lo hicieron con la legalidad por delante, sin ocupar ilegalmente un espacio público y movilizando a casi dos millones de personas. Y tuvieron la gallardía de llamar manifestación a una manifestación. No como otros.

Comparad eso con los cuatro gatos indignados. Las víctimas eran “un golpe de estado de la derecha”, “La Guerra Civil”, y estuvísteis cinco meses buscando una bandera con el Aguila de San Juan entre las fotos. El País tuvo que hacer un montajillo para que os quedáseis tranquilos. Ese vejete de archivo, con gorra de chulapo, que llevaba esa bandera al hombro: ahhh…¡ la constatación! (aparte de los dos fachas de cartón piedra que “alguien” envió a la manifestación para salir en la foto, pero que casi son linchados). Eso es una rebelión cívica de la que no habéis aprendido nada, visto lo visto en la Puerta del Sol. Ahora mismo establo de la más rancia caspa marxista. Pero es tan ridículamente difícil que podáis aprender nada…

También me indignó el Pacto de Tinell, o el de Lizarra, y que vosotros los diéseis por buenos los pactos con esos pequeños “David” trincafondos que siempre cobraban algún talón pagado por mi y entregado por vuestros representantes favoritos de esos grandes partidos – “Goliath” que ahora decís detestar tanto. Por eso no entiendo que ahora mismo, en este momento en el que saboreo las mieles de un cambio importante de vientos de Gobierno, me pidáis que me una a vosotros para darle un giro… hacia donde vosotros hubiéseis querido, pero que no pudo ser.  La #flautamanifa y vuestras pretensiones quedaron diluidas por las urnas, que son la verdadera expresión de lo que la gente quiere, aunque a vosotros, en esta ocasión y sin que haya precedente, el conteo que os expulsa del mapa os parezca tan profundamente injusto. Es lo que tiene la democracia. Cuando la mitad de los ciudadanos dice que prefiere otros, tienes que marcharte. Se acabó. Punto.

Tampoco se por qué esperáis que me trague el sapo de que las presuntas rebeliones populares son transversales, cuando sus manifiestos son un compendio de los más antiguos horrores del marxismo histórico. Pensáis quizá que proclamar el intervencionismo más retrógrado por twitter, hace esas doctrinas más fumables. A lo mejor es que pensáis que se de política tan poco como vosotros, que llamáis libertad a más impuestos. ¿Cómo esperáis colarme que, para salir de la crisis en la que nos han sumido vuestras manirrotas y liberticidas doctrinas económicas, hace falta más de lo mismo?. Jordi Sevilla tenía que haber explicado algo más. En la derecha y en el entorno Liberal, hay economistas a quienes nos molestamos en leer. Vosotros decís Keynes y os pensáis que todo el mundo os compra ese carbón estropeado que no da calor y sólo hace humo; el gasto público.

Y, por favor, no me vengáis con que en esto de la economía hay opiniones encontradas. Ya es empírico lo que pasa cuando gastas más de lo que recaudas…que debes más dinero diga lo que diga Keynes, Krugman o incluso Saramago QEPD.

Lo que sucede en la puerta de Sol es un experimento Manga de una dictadura al más puro estilo Pol-Pot. Sólo es democracia y libertad de expresión lo que ellos definen y permiten. Se relatan sus historias gastadas y sus falacias manidas y alzan sus manos agitándolas en una permanente autoafirmación de doctrina. Sus manifiestos son espeluznantes. A eso le llaman Democracia. Censuran medios de comunicación e insultan a la derecha. Sólo a la derecha.

Tengo que reconocerlo, Rajoy me ha llegado a exasperar. Pero hoy le entiendo. Y entiendo por qué es importante que ZP siga otros nueve o doce meses en Moncloa… al acabar el período, con todo el desastre habiendo arrasado nuestra economía y nuestro empleo, nuestra sociedad estará mayoritariamente vacunada de ciertas mentiras y cierta superioridad moral impostada. Y a lo mejor, como país, empezamos a razonar en lugar de jugar a las trincheras de Paracuellos en cada proceso electoral. Tendremos que pagar una alta factura, la que nos habéis dejado.

Pero fíjate que ni siquiera os pienso reclamar los gastos que a mí y a mis hijos ha dejado tanta falacia; la roncha que siempre nos deja el socialismo.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: