Inicio > Uncategorized > Solidaridad

Solidaridad


solidaridad

Siempre nace de la libertad

Quiero dar la bienvenida a un nuevo participante, Gabriel.

Feliz año y gracias por sus comentarios.

Me parece muy relevante comentar brevemente, un gesto que quizá nada tenga que ver con las fechas que hemos atravesado. Pero que expresa perfectamente lo que yo entiendo por solidaridad, en contraposición a lo que otros defienden como gesto solidario: pagar impuestos.

Una señora, aparentemente anónima (o es simplemente que no pude identificarla en la noticia), ha regalado seis mil euros a una familia que iba a se desahuciada de su casa, con sus dos hijas. Este acto es la expresión más pura e indiscutible de lo que es la solidaridad. Como lo es también ESTE CASO .

Y este acto se ha producido al márgen de los servicios sociales, de las políticas ministeriales, de la administración local, autonómica y central… porque todas ellas se habían gastado el dinero que nos esquilman en otros menesteres. Esta señora ha dado una muestra de la solidaridad real, la que nace del corazón y de la compasión. Esa que se produce sin que ningún inspector de Hacienda te practique una paralela para sacarte los cuartos. La Solidaridad con mayúscula, la que nace de la libertad personal y no de la coacción.

Cuando alguien señala que aquel que paga impuestos es solidario, me pregunto muchas veces con quién lo es ¿con los productores de cine español? ¿con la SGAE? ¿con la privilegiada casta sindical? ¿con los emolumentos de los políticos en sus partidos y diversos cargos? ¿con los gays de Costa de Marfil o zonas limítrofes? ¿con los saneados bancos españoles, que han precisado 50.000 millones del ala en avales? ¿con los que no pagan a las PYMES y condenan a sus empleados y empresarios al paro o la indigencia? ¿con las empresas que gestionan la imagen de las candidaturas a cuidad olímpica?.

Porque lo que ha quedado hoy en evidencia. En evidencia inapelable, desnuda, cruda y pública, es que pagar impuestos no es solidario con esas personas que realmente lo necesitan.

Sino con aquellos que pueden otorgarle el voto a los que gobiernan.

Eso es lo que estamos pagando con el 35% de nuestros salarios, mas el 16% de lo que nos gastamos mensualmente en consumo a través del IVA. Es decir, más del 50% de lo que trabajamos en el mes, se pierde en lo enumerado (en dádivas y clientelismo), mientras personas que no tienen recursos van a la calle sin remisión.

¿¿ Robin Hood ??… ¡ no diga tonterías, hombre !  El Sheriff de Nottingham.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. luiti
    enero 5, 2010 en 9:26 am

    Muchas felicidades Juanjo.
    Y yo me pregunto, esos 6.000,00 €, no están pendientes del pago del impuesto de donaciones, que según tengo entendido es de los más altos?
    De ser así, tu Sheriff de Nottingham, todavía podrá pescar algo.
    Un abrazo

  2. PEPE
    enero 26, 2010 en 8:22 pm

    Creo que esto es puro cabreo y en parte con razón. Pero te diré que este país no es tercermundista, y no es tercermundista gracias a una serie de cosas que incluso paises del primer mundo (no me gusta nada esto del primer mundo) no tienen: sanidad, educación, red de carreteras. No me entretengo mucho, pero lo anterior no se consigue de la nada y entonces te pregunto, ¿de dónde pueden salir estos adelantos sociales?.
    Con todas las imperfecciones no creo que te cambiases por alguien del Chad que no pagan impuestos.

    • enero 26, 2010 en 10:57 pm

      Buenas noches y bienvenido, Pepe.

      Claro que es cabreo. Personalmente, no me gusta cómo se dilapida el 50% de mi renta, y como tengo que hacer muchas horas para conseguirla, no me gusta que: 1-me la arrebaten 2-la dilapiden malgastándola con la excusa de la solidaridad.

      Lo admito sin tapujos: es puro cabreo.

      Y ahora me gustaría que me explicases, cual es el parámetro que define como tercermundista a un país donde sus ciudadanos pagan pocos impuestos. O donde la sanidad es privada, o donde la educación también lo es. Porque se me ocurren muchos países muy avanzados (mucho más que nosotros) donde ni tienen sanidad pública (si no es beneficencia) ni tienen educación pública.

      Y nos dan sopas con ondas en muchisimas cosas.

      No me gustaría ir al Chad, pero creo que eso les pasa también a los ciudadanos del Chad. Preferiría, por ejemplo, USA.
      Aunque hay más lugares donde iría.

      Yo creo que el grado de evolución de una sociedad no se mide por una sanidad pública, sino porque los ciudadanos puedan elegir la sanidad que les dé la gana libremente.

      Saludos.
      Rog

      • PEPE
        enero 27, 2010 en 5:53 pm

        Buen lugar los USA, debes de informarte mejor. En los USA tienen un equivalente a la población española por debajo del nivel de pobreza. Un nivel de evolución de la sociedad SÍ se mide por una sanidad pública, a quién se le ocurre decir lo contrario?, quién juega con tu salud?, según la pasta que tengas así te atenderán?. No sé, pero hueles raro.
        Defíneme eso de paises avanzados y de donde salen sus avances, me creo tu información es bastante sesgada y tus ideas elitistas, no todo el mundo tiene las mismas oportunidades o es que no ves, o es que no miras, o es que no observas, o es que estás metido en tu YO que no ves al prójimo, o es que no ves nada de nada.

    • enero 27, 2010 en 8:27 pm

      Verás, Pepe, como todos los socialdemócratas te equivocas de cabo a rabo.

      Creo que deberías informarte mejor, el dato al que te refieres no es población en el umbral de la pobreza (que así se llama), sino población sin cobertura sanitaria (pública o privada).
      Cuando hagas una correción tan…digamos tajante, procura haber entendido bien los datos. Si no, al final uno queda como queda.

      Las razones por las que esa población no tiene cobertura sanitaria, son variadísimas, y no tienen nada que ver en un gran porcentaje de casos con la renta del individuo. Es decir, que existen personas que pudiendo contratar una cobertura sanitaria, no lo hacen. Como te digo, los datos hay que mirárselos de verdad, y no coger el primer CDRom de soflamas rancias de la izquierda y postearlo en el primer blog que apareces.

      Y ahora, las oportunidades.

      Que todo el mundo tenga las mismas oportunidades, no quiere decir que todo el mundo obtenga los mismos resultados. Esto es sólo fruto de las acciones que el indivíduo desarrolla y de las que es responsable. Ahí tienes a Barak Obama, podía haber sido un yonki, o podía ser presidente de los EEUU. Tenía donde elegir (como todos) y eligió bien.

      Los países avanzados son aquellos donde hay libertad, y donde el Estado deja en paz a los individuos para que prosperen. Donde sólo se ocupa de administrar justicia y aquellos bienes o servicios que la sociedad demanda pero que el mercado no considera rentable producir, por lo que la sociedad los paga “a escote” (impuestos).

      Esa es la unica fórmula que ha producido bienestar en la Historia. Lo demás son milongas.

      ¿quién juega con mi salud?… no sé… Sanitas??… o el primer suplente pringao en prácticas que ha comprado la guardia porque el catedrático pasa y tiene su privada y no está, y me atiende en la pública casi cargándose a mi hijo en una amniocentesis?.

      ¿Por qué presupones que la sanidad pública te atiende mejor que la privada, o que los profesionales de la privada son menos profesionales que los de la pública?. Otra falacia progre.

      ¿A qué huelo, Pepe?… enga dilo… estas deseando.

      Rog

      • PEPE
        enero 27, 2010 en 9:20 pm

        En fin te vas a lo local, sí, bien digo a lo local, tu perspectiva es corta, vete a saber si soy socialdemócrata pero tu te vas ligeramente al fascismo. De qué libertad hablas?. De qué conoces tu los USA y su libertad, quizas por las películas, pero no respondes, no tienes ni idea de lo que es un pais avanzado. Es posible por lo que deduzco que para ti un país avanzado es tener un coche grande, grandes rascacielos y bla, bla.
        Que no te quepa duda de que los profesionales de la medicina son profesionales en la pública y en la privada, a mi tampoco me quedan dudas al respecto, pero, pero amigo dándose en los dos casos situaciones parecidas, lo que impera en la privada es la pela, el monei, no eres tú, eres lo que aportas económicamente.
        No voy a aburrir, pero si tenemos unos logros sociales universales son la educación pública y la sanidad pública, algo a lo que tendrían que tener derecho todo ser humano.
        Por cierto leete la declaración de los derechos humanos.
        ¿quién juega con mi salud?… no sé… Sanitas??… o el primer suplente pringao en prácticas que ha comprado la guardia porque el catedrático pasa y tiene su privada y no está, y me atiende en la pública casi cargándose a mi hijo en una amniocentesis?.
        Qué aprecias en lo que as puesto anteriormente?, son tus palabras, por favor.

  3. enero 27, 2010 en 9:51 pm

    Pepe, enhorabuena…
    No esperaba menos de tí… fascismo… XDD

    Bien, llegado a este punto en el que he comprobado que no tienes nivel aceptable, termina nuestro debate.

    Que disfrutes de tu estado de bienestar…

    Rog

  4. Jose
    enero 28, 2010 en 9:53 am

    Hola de nuevo Rog, después de tanto tiempo.
    Te veo metido en un debate en el cual quiero hacer sólo un apunte.
    Impuestos se pagan en todos sitios, ya sea España, EE.UU. o Alemania. De hecho, nuestro querido país del que tanto te quejas tiene menos retenciones fiscales que éstas dos potencias mundiales. La cuestión no es cuánto pagamos, sino cómo se administra este dinero.
    Yo siempre lo he defendido, la cobertura sanitaria debe ser un derecho que todo gobierno debe garantizar a sus ciudadanos.
    Personalmente el modelo de gestión sanitaria de EE.UU. no me parece adecuado, porque no garantiza la cobertura sanitaria a todo aquél que lo necesite. A la vista está que es uno de los grandes cambios que con más ansia esperan los votantes de Obama. No es lógico que alguien con una enfermedad crónica no pueda tener una cobertura sanitaria si no dispone del dinero suficiente. Y no me hables de que tiene libertad para contratar un seguro privado porque en su mayor parte las pólizas de estos seguros o bien no cubren estos casos o bien se niegan a asegurar a este tipo de personas (es lógico, no es rentable). Para mí, la vida de una persona no se puede medir en términos de rentabilidad. Te digo además que a tal extremo de lo absurdo han llegado que las aseguradoras sanitarias destinan gran parte de su presupuesto en empresas consultoras para saber a quién deben o no asegurar, dinero que podrían usar precisamente en ayudar a quién lo necesite.
    Con esto no te digo que el modelo sanitario de España sea el más adecuado (tampoco lo es el modelo de gestión de la Administración Pública, ni el de política social, ni el de educación…). Desde mi punto de vista, es mucho mejor el alemán. El Estado alemán garantiza la cobertura sanitaria completa (dentistas incluídos) pública a todos sus ciudadanos. Sin embargo, y como todos sabemos que desgraciadamente los organismos públicos son administrados de forma mucho menos eficiente que los privados, potencian la sanidad privada incrementado el porcentaje del sueldo que un trabajador con renta media tiene que dar al Estado para tener cobertura pública, de forma que a éste le salga más a cuenta contratar un seguro privado, pudiendo solicitar éste en vez de pagarle al Estado. Para mí, mucho mejor.

    • PEPE
      enero 28, 2010 en 10:45 am

      En fin, terminaremos con dos apuntes.
      Rog no te as leido la Declaración Universal de los Derechos Humanos. No sabemos si estás de acuerdo con esa declaración o no. No hace falta que te pronuncies.
      En la sanidad pública (con todos sus defectos) hay pacientes. En la sanidad privada hay clientes.
      Y un tercero para que te caigas del pino: de dónde se saca la pasta en los USA para financiar ese aparatom bélico tan bestial?

      • PEPE
        enero 28, 2010 en 10:50 am

        Una cuarta que se me quedó en el tintero.
        Quién nos ha llevado a la debacle?, tendrá algo que ver el liberalismo a ultranza?

    • enero 28, 2010 en 10:52 pm

      Jose!… Feliz año.
      Es verdad, hacía tiempo.

      Bueno, te agradezco el calificativo de debate, pero tengo mis dudas al respecto, como has podido ver.

      Tienes razón en mencionar las enfermedades crónicas. Y estoy absolutamente de acuerdo con la apreciación que haces sobre el hecho de que sus tratamientos no resultan rentables a una sanidad privada.

      Es absolutamente cierto.

      Pero quiero poner sobre la mesa una pequeña reflexión sobre ese particular (las crónicas). Las enfermedades crónicas (o incluso las que, sin serlo, suponen patologías realmente graves), suponen un porcentaje mínimo de todo lo que atiende una sanidad pública. La estadística habla de menos de un 10% de los actos médicos anuales.

      Un 10%!
      Y estamos construyendo un sistema que atienda a toda la población en cualquier caso (sea cual sea su gravedad), porque menos de un 10% de los casos que se producen, serían caros de tratar en una sanidad privada.

      Un verdadero monstruo presupuestario de una eficiencia no ya dudosa, sino manifiestamente nefasta. Pero nefasta para nosotros, los que la sufrimos y pagamos.

      En Estados Unidos, como bien dices, se pagan impuestos (muchos, también a mi juicio). Pero el problema de la Sanidad es algo más complejo de cómo lo has manifestado. Incluso en el sector sanitario privado hay intervencionismo, y eso permite a las privadas privilegiadas tener una situación factual de oligopolio. Esto no es un mercado libre (como no lo es en otras cosas). Lo cierto es que un seguro médico en USA, cuesta incluso menos que una sociedad médica como Sanitas aquí en España, a pesar de todo ello.

      Pero vuelvo a mi propuesta sobre el tema de las enfermedades crónicas.

      Yo creo que en una sociedad liberal, esto debe tratarse como tantas y tantas cosas que no son rentables para que un ciudadano las ponga en práctica, aunque tenga demanda social.

      En ese caso (y sólo en ese), y porque el mercado no es capaz de producir una respuesta a la demanda, sí entendería una cobertura pública para enfermedades crónicas… pero sólo para enfermedades crónicas (o muy graves y costosas de tratamiento). Pero desde luego, el coste de esa sanidad sería, cuando menos, un cincuenta o sesenta por ciento menor que el que tenemos (o quizá inferior al 60%).

      El sector público tiene sentido en estos casos (y otros como Justicia o Defensa), pero no donde el sector privado puede tener respuestas de calidad.

      Y, si, sin duda alguna, prefiero ser un cliente a un paciente, tal y como se les atiende en algunos lugares de por aquí.

      Pepe, soy liberal a ultranza. Lee un poco de historia y de economía, te daré una pista: Greenspan. Te daré otra crisis de 1929 y el New Deal de Roosevelt.

      Y si quieres saber un poco sobre el sistema político americano, te recomiendo un libro que ya tiene unos añitos: “La democracia en América” de Tocqueville.

      Luego vienes, ya ilustrado y sin llamarme fascista y hablamos tooodo lo que quieras.

      Rog

  5. PEPE
    enero 29, 2010 en 11:50 am

    Pero Rog yo no tengo nivel para contestarte, y además soy negro, excuso decirte, cómo vas a hablar conmigo.
    Los liberales a ultranza yo los comparo con los depredadores sin sentido.
    No quiero el mal para nadie, por supuesto que para ti tampoco, pero te voy a decir una cosa liberal a ultranza, que no caigas enfermo de algo muy problemático, o que no te tengan que hacerte un trasplante. Si algo de eso te sudeciese te irias a la sanidad pública.
    En ningún momento hablo de que las instituciones sean gestionadas bien o mal, no, hablo de humanidad, de unos derechos básicos de cualquier ser humano, y ahí no estas tú, tu juegas con esas cosas, con el bien del que tiene y por supuesto que no ves pacientes, no puedes verlos por que no hay ganancias, no hay beneficios.
    Me dan náuseas cuando hablas de rentabilidad con respecto a la sanidad y sigues sin enfocar el problema bajo el prisma del ser humano, del hombre.
    En fin, mi nivel es el de un hombre común que ama a sus semejantes, no tengo remedio.

  6. PEPE
    enero 29, 2010 en 11:53 am

    Siempre se me queda algo en el tintero. Greenspan, Tocqueville, bien y LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

  7. Alberto
    enero 29, 2010 en 3:32 pm

    He leído con paciencia todo lo escrito y Rog, creo que tu liberalismo se acerca más al fariseismo, no lo entiendas como un insulto, es un calificativo.
    A tenor de lo visto aquí tenemos la pregunta fundamental que reiteradas veces te ha hecho Pepe y que no contestas. Deja a Greenspan tranquilo y no nos levantes dolor de cabeza.
    Tu contestación aclara todo el tema con una lucidez meridiana.
    Rog: suscribes la Declaración Universal de los Derechos Humanos. SI O NO

  8. enero 29, 2010 en 4:00 pm

    Alberto, fariseismo es un calificativo despectivo. Te lo aclaro por si no sabes lo que significa.

    Te aclaro también, que suelo pasarme por salvas sean las partes, los exámenes de: humanidad, solidaridad, piedad, amor y demás virtudes teologales.

    Suscribo la mayoría de los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, especialmente los artículos 12,17 y 19. Aunque en el 26, la Declaración es imposible de cumplir (no ya por mí, sino porque es una pura falacia -un engaño-). Y hay algunos otros que no se sostienen por el hecho de ser humanos, sino por otros medios. En concreto infringiendo artículos anteriores de la propia declaración.

    Otro apunte, intentad ambos (tu y PEPE), buscar la diferencia entre derechos positivos y negativos. A lo mejor os aclara un poco todo este pandemonium.

    El apunte de Greenspan hace alusión a un comentario de PEPE sobre la crisis, que inocentemente atribuye al mercado y al liberalismo. Esto es sólo ignorancia, por eso le he dado la pista.
    Nada tiene que ver con los derechos humanos, como la crisis que atravesamos.

    Bien.
    Y ahora ¿qué?
    ¿Ya soy humano para tí o te hace falta leerte el artículo 19 de la declaración que tanto te gusta?.

    Por cierto, este gobierno incumple el artículo 26.3

    Rog

  9. Alberto
    enero 29, 2010 en 4:44 pm

    Ya estás calificado, ha sido sencillisimo.
    Los gobiernos incumplen todo.

  10. Pepe
    enero 29, 2010 en 4:59 pm

    Veo que me as olvidado. Intentaremos profundizar en las ideas de Tocqueville, pero es posible que desde 1850 a nuestros días las cosas no son lo que eran. Si me pones al día te lo agradezco. De los gurus de la economía ni hablar, la han cagado siempre.
    Te voy a dar una lista de gente que poco tiene que ver con los dos anteriores, lo mismo te vale: A. Koestler, Jose A Marina, Debord, Erich Fromm, Tabuchi, Schopenhauer, Vila-Matas, Robertson Davies, Bolaño, Philip Roth, Javier Marías, Cervantes, Don DeLillo, Quevedo, Pitol, Barnes, Rulfo, Borges, Piglia, Auster, Bernhard, Henry James, Bloom, Milan Kundera, Eco, Cortazar, Sánches Ferlosio.
    Estos de economia nada de nada, del hombre si.
    Tengo más, muuuuuchos más.
    Te preguntas por qué te envio esto?.
    Lo de fariseo me lo se, es un hombre hipócrita, uno tiene su culturilla.

  11. Pepe
    enero 29, 2010 en 5:11 pm

    Ya está , ya está, aclarado, no había leido ciertas cosas.
    Con lo sencillo que es hacer una pregunta directa.
    Saludos y hasta siempre.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: