Inicio > Uncategorized > Soldaditos de papel

Soldaditos de papel


Soldados españoles

Soldados españoles

Entre las pretensiones más descerebradas del progresismo mundial, destaca la insistencia en beatificar ciertos conflictos bélicos, frente a la satanización de otros. La base teórica de la inconsistencia se encuentra en la supuesta legalidad de algunos “selectos”  conflictos.
Los progres piensan que la ONU, da el visto bueno a las guerras, y que desde ese momento, los disparos que matan en ellas son algo así como menos dolorosos que los disparos que se producen en las otras. Un funcionario en una oficina de la ONU, lee el expediente de la guerra, y, como Gila con el teléfono, hace un par de llamaditas: Holaaa, ¿es ahí la guerraaa? ¿cabe alguna maaass? y si dice que si, le pone un sello y ya está. Ya se pueden pegar tiros y matar gente que no pasa nada.

Lo cierto es que no existen guerras legales, como tampoco existen las ilegales. Los estados del mundo son plenamente soberanos en su decisión de entrar o no en guerra con otro estado. Así son las cosas. Tal y como lo explican los progres, la mitad de Africa sería ilegal. Pero por cuestiones raciales, no lo dirán jamás. Son así. No soportarían que nadie les llamase racistas y les causa sarpullido condenar a un sátrapa negro porque para ellos es nuestra sociedad la que les impulsa al genocidio de sus propias gentes.

La guerra de Irak, es tan legal como el nombramiento del último mesías mediático de la estratosfera progre mundial. Barack Obama. Por una razón muy simple, porque en ambos casos, fue el pueblo americano el que determinó que sucediese. En el primer caso fue el Senado el que aprobó la intervención militar en Irak, un organo democrático de un país democrático. En el segundo fueron unos comicios. La guerra de Irak es, pues, tan legítima como la presidencia de Obama.

Sobre su conveniencia puede haber un amplio debate. Pero no sobre su legitimidad. Los Estados Unidos, como cualquier estado del mundo, pueden entrar en guerra con otro país cuando lo deseen. Lo mismo que cualquier país africano, asiático o europeo. El hecho de que la ONU no respalde la intervención con la participación de tropas aliadas no quiere decir nada más que eso, que no intervendrán. Y que el coste del conflicto lo tendrán que asumir los países en litigio. Full stop.

Todo lo demás son elucubraciones progres. Como la desesperación por ocultar que en Afghanistán (país en el que aún siguen actuando las fuerzas de Obama al márgen de las operaciones de la ONU) hay una guerra. Los curcunloquios empleados para describirla son tan ridículos como los empleados hace un año para no pronunciar la palabra crisis. Retórica para borregos.

Y ahora, nuestra Ministra de Rendiciones y Retiradas, acaba de descubrir (ilegalmente, digo yo, pues no tiene el apoyo de la ONU), que esto de las guerras, mata soldados. Y quiere (ilegalmente, insisto) retirarse (una vez más). El término acuñado es “dejar paso a la diplomacia y la política social”. Es decir diplomacia = rendición, política social = más paro. Tengo a pesar de todo la curiosidad de saber cómo el ejecutivo de ZP puede ser capaz de crear más paro en Afghanistán. No dudo que sea capaz, sólo quiero saber cómo.

Nuestra ministra, sigue enrocada en su mantra absurdo. ¡ Qué oportunidad de oro había tenido para repasar unas paginitas de La Rebelión de las Masas, de Ortega y Gasset !. Qué visión tan espléndida la de Ortega cuando nos descubre que hablando, precisamente, NO se entiende la gente. Y la razón es tan evidente como elemental. Porque detrás de las palabras que pronunciamos, hay todo un sistema de símbolos y experiencias que son pobremente transmitidas en los mensajes verbales incluso entre personas que han vivido en culturas iguales o equiparables. Imaginemos, pues, qué parte de nuestro sistema de conceptos y símbolos compartimos con los talibanes. Fantástico, ¿eh?. Pues eso mismo es lo que nos vamos a entender. Porque además, en todo este tema del diálogo falla una parte fundamental. De los dos interlocutores posibles, uno no tiene la más mínima intención de comunicarse. Ni siquiera para mal.

Cuando Chacón habla de retirarse, seguro que lo dice porque ella no tiene que quedarse allí a ser apaleada por unos bárbaros. Los progres, como siempre, toreando por los salones y desde el burladero.

Qué vergüenza.
Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: