Inicio > Uncategorized > Y ahora…¿Quién?

Y ahora…¿Quién?


Inspirando confianza en el sistema

Inspirando confianza en el sistema

Una vez ya acreditada la inexistencia de una crisis económica y la solidez de nuestro sistema financiero, creo que todos podemos partir de unas bases comunes para revisar lo que está sucediendo.

No es tema baladí, hasta hace dos días estos comienzos tan unánimes eran imposibles. Hoy las bases de la situación son indiscutibles.

¿Realmente lo son?

Nuestro sistema financiero está afortunadamente compuesto por dos tipos de entidades financieras; bancos privados y Cajas de Ahorro. Estas últimas son un exotismo hispánico. Tan del gusto de nuestros políticos, sofisticados y progresistas todos ellos, sin excepción.

Digo afortunadamente porque sin ese exotismo, la demostración empírica que sigue no podría haber tenido lugar, seguiríamos moviéndonos en el terreno de la especulación más o menos documentada. Ahora no, ya tenemos un modelo en el que medir la certeza de nuestros respectivos argumentos. Un afortunado volatín del destino, gentileza de la torpeza que caracteriza nuestra clase dirigente.

Nuestro país estaba hasta hace escasos meses incorrupto. España, en boca de su presidente y aledaños, era el estandarte de las recias virtudes políticas, bancarias y económicas del progresismo occidental. Una especie de brazo de Santa Teresa paseado por la Presidencia en todos aquellos foros donde podía encontrar una silla para mostrarlo como relicario. Fuese silla propia o prestada.

Tanto era así, que gracias a su fortaleza y perseverancia en sus virtudes, la sucia contaminación de la política de Bush (que como todos sabemos, oligaba a firmar las hipotecas a todos nuestros bancos y cajas de ahorros) sólo había conseguido unos cuantos parados en la construcción.

“La solidez de nuestro sistema financiero…” era el mantra que el púber de la Moncloa recitaba sin cesar en todos los foros internacionales donde le abrían los micrófonos. Un mantra que, cuanto más recitado, más sospechoso resultaba. Excusatio non pedita

Los más de treinta mil millones de euros del presupuesto liberados en la mayor operación intervencionista de la democracia española, tenía ya clientes. Los que hoy comenzamos a vislumbrar. Y no, no son los oscuros despachos donde los tiburones de la banca privada sellan sus obscenas fortunas, según el imaginario conocido. Son los transparentes y eficientes despachos de la banca regida por la mano del estado, ente confiable donde las haya, como se puede observar.

El resultado de la intervención estatal en el sector bancario, tiene su más patético reflejo en los nueve mil millones de euros que apenas cubren las vergüenzas de la CCM. ¿Cómo es posible que una entidad regida por una Comunidad Autónoma (estado), que se supone que era la fórmula necesaria para garantizar un próximo modelo económico, nos cueste ese dinero?. ¿No era acaso el modelo del futuro?. ¿Qué mayor intervención puede haber que una entidad bancaria regida por políticos?.

Estoy oyendo a Solbes en Onda Cero definir al hilo del affaire CCM el término solvencia y, francamente, la capacidad de tranquilizar del Ministro ha disminuido sensiblemente. Explicaba así el término:

“Usted puede tener que pagar un crédito de cincuenta millones y poseer inmuebles por valor de cien millones. Su activo supera a su pasivo. Pero si no puede vender su activo no puede hacer frente a la deuda”.

¡¡ Santo sssielo !!, ¿tenía la CCM que vender sus edificios para poder pagar sus deudas?. Y ahora me surge la pregunta ¿es actual el valor neto contable de los edificios consignado en los balances?. Y me surge otra ¿que porcentaje del activo supone lo generado por las operaciones corrientes ?. Estremecido me he. No en vano Unicaja ha declinado amablemente la oferta de absorber CCM, por lo que ellos consideran un “desajuste patrimonial” de tres mil millones de euros. ¿Desajuste patrimonial es la diferencia entre el valor del activo contabilizado y el auditado o la diferencia entre activo y pasivo?. Si es lo segundo es para llorar, si es lo primero, para suicidarse.

Lo explico.

Imaginemos que el valor del activo consignado en balance es de 100 millones, como decía Solbes, y que el del pasivo son 70.

Si el desajuste patrimonial de 30 se refiere a la diferencia entre ambos, pues mira, está mal, pero no es lo peor. Si el desajuste patrimonial significa que donde pone 100 en el balance realmente debería poner 70 por la depreciación del activo, entonces podemos apagar y marcharnos, porque nos encontramos casi en una situación de quiebra técnica.

Y me temo, por el importe de la garantía librada por el Gobierno (nueve mil millones), que estamos en el supuesto segundo. En el de apagar y marcharnos. Esos nueve mil millones de euros significan que el gobierno, tiene que garantizar depósitos y obligaciones del banco por ese valor, y no por un “desajuste patrimonial” de tres mil.

¿Por qué no explican las cosas al completo?. Supongo que hay cosas que son inexplicables.

Las Cajas de Ahorros, nacieron por el mismo principio que ahora se pide agónicamente la intervención. Permitir que las pequeñas empresas y los ciudadanos más desfavorecidos pudiesen tener acceso al crédito que los tiburones bancarios del sector privado negaban sistemáticamente a los pobres para condenarles a la servidumbre de sus intereses oscuros. Proteger a los indefensos ciudadanos permitiéndoles el acceso a recursos que el capital privado les negaba egoístamente. En resumen, intervenir en el mercado financiero para, supuestamente, equilibrar un supuesto defecto de la mano invisible.

Nótese la ironía, por favor.

Las Cajas de Ahorros han podido así saltarse la supervisión de las autoridades financieras. Supervisión a la que han estado ineludiblemente sujetas las entidades privadas.  Cuando oímos la historia de Freddie Mac y Fanny Mae en los Estados Unidos, no podemos ponernos estupendos y señalar como laissez faire aquello que aquí hemos realizado bajo la propaganda impenitente de la igualdad. Porque esas entidades que he mencionado, operaron impunemente gracias al apoyo del grupo demócrata en el Senado durante la administración Clinton con exactamente la misma excusa.

¿Qué hacían Freddie Mac y Fannie Mae? (para los que no lo sabían).

Cuando un banco otorga una hipoteca, adquiere a su vez un riesgo financiero y una expectativa de beneficio. El beneficio se materializa, obviamente, si la hipoteca es pagada en plazo contratado. El riesgo se materializa en caso contrario. De modo que para poder otorgar hipotecas, los bancos están limitados por una capacidad de endeudamiento, relacionada con los depósitos que tienen de sus clientes y con las expectativas de beneficio a medio y largo plazo.

Es decir, que un banco, no puede prestar más de un volumen concreto de dinero y ha de mantener una relación entre ambas cosas: depósitos y préstamos.

Pero ¿qué ocurre si a un banco le compras esos activos que suponen las obligaciones de pago por parte de los clientes (hipotecas)?.

Pues que la proporción entre su activo y su pasivo se altera, de modo que al trasladar el riesgo a otra entidad que lo “compra” (Freddie Mac y Fannie Mae), tiene la libertad de otorgar más crédito. Como además sabe que esas hipotecas serán compradas por las entidades mencionadas, no tiene la necesidad de ser estricto en la valoración del riesgo. Le comprarán la hipoteca pase lo que pase.

Freddie & Fannie se dedicaban a “empaquetar” los supuestos beneficios futuros del pago de las hipotecas con otros productos financieros para diluir el riesgo. El crédito concedido al negrito sentado en el porche de su casa en Alabama pasaba a llamarse “Fondo de inversión a futuro Golden Extra” (o algo así), y el ráting que se le otorgaba por defecto era una triple A. ¿Para qué andarnos con chiquitas?.

Durante una bronca sesión en el Senado, los senadores republicanos se posicionaron a favor de introducir unos controles más estrictos sobre la actividad de “Freddie y Fannie”, debido a ciertas irregularidades contables. Es reseñable que la autorización (y el impulso) para que ambas agencias operasen con ciertas licencias para evitar los controles de las autoridades bancarias partió del gabinete de Clinton. Los senadores del lobby negro demócrata, posicionaron la discusión como un ataque a los derechos de las clases más desfavorecidas, afirmando que la dinámica y la situación de ambas agencias era inmejorable y no precisaba de mayores controles.

Siempre la excusa de los pobres para organizar impunemente un desastre.

Paradójicamente, uno de los adalides de ese lobby fue el que durante la campaña electoral, lideró el equipo económico de Barack Obama.

Como todo esto puede quedar en una “interesada opinión a vuelapluma sobre noticias diversas” tengo que agradecer infinitamente a Youtube, su dedicación al respecto con este video. Bendito Youtube…

Nuestras Cajas de Ahorro, son la versión hispánica de Freddie y Fannie, con ciertas diferencias, pero inspirados por el mismo principio. “Ni un pobre sin hipoteca”.

Y de esos polvos, provienen estos lodos.

Nada, nada, ha sido Bush, ¿para qué vamos a darle más vueltas?.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. marzo 30, 2009 en 9:16 am

    hola Roger, pues fíjate que a mí me ha convencido Solbes esta mañana escuchándole en la radio, misma radio que tú, porque la definición que daba de solvencia y diferencias activo-pasivo es correcta en la teoría, y me ha parecido tranquilizador su mensaje, pero claro no he pensado que si el valor neto contable de los edificios sería el real o no y si se habría depreciado por debajo del neto contable y demás… creo que Solbes esta mañana estaba ahí para evitar el pánico nada más… y bueno, por mi parte lo ha logrado, claro que yo no tengo ahorros en esa Caja… por otra parte y sin entender nada de economía -ni ganas porque me aburre que te mueres- siempre me ha gustado más depositar mi dinero en una Caja que en un Banco, por eso de los beneficios sociales, llámame pijiprogre que seguramente acertarás, es más estuve en una conferencia de banca ética y casi me paso a uno de esos bancos holandeses éticos tan modernos, pero la verdad que me daban un interés de m…, con perdón, y además no había cajeros de esos bancos por ningún lado así que dejé mi idealismo para cosas menos mundanas… por otra parte tengo claro que hoy en día Caja Madrid o La Caixa son tan agresivas o más que los bancos, así que deberían quizá competir en las mismas condiciones… saludos

  2. Cristina
    marzo 30, 2009 en 11:20 am

    Vaya, pues y yo que pensaba que el verdadero pistoletazo de salida de la crisis había sido la bancarrota de Lehman Brothers?… no tiene que ver la combinación créditos baratos+(precios inmobiliarios por las nubes especialmente en el caso de España)+aumento del riesgo+especulación financiera+falta de control estatal e internacional+nivel de endeudamiento despropocionado de todos los negros que nos sentamos en el porche de nuetra Alabama particular con el gran pufff que se ha montado? … el sistema de las cajas de ahorros no creo que sea el enemigo a batir… porque sino no estaría tanta gente, aparentemente solvente para hablar de este tema, apuntando la conveniencia de la intervencion del Estado, incluso la nacionalización, de tantos bancos de inversión como aviso de que “con las cosas de comer no se juega”. Pero bueno, al igual que Manuela, me declaro una completa analfabeta en los fascinantes misterios del sistema financiero mundial que tan bien se lo ha pasado durante estos años jugando al Monopoly con nuestros ahorros.
    Saludillos
    Cris

  3. marzo 30, 2009 en 11:27 am

    Manuela, me alegro de verte por aquí.

    Ya echaba de menos a mi (¿cómo lo has llamado?) “pijiprogre” favorita 😀 .
    Naaa… es broma.

    Bueno, como llevo este plan evangelizador que no hay quien me aguante, aún tengo la esperanza de hacer de tí toda una liberal. Dame un poco de tiempo.

    Para mí, una banca ética es aquella que cumple los contratos que firma con sus clientes. En general, la ética de los negocios versa en torno a ese cumplimiento entendido como una voluntad permanente. Lo que en términos jurídicos se denomina “buena fe”.

    Si un banco te ofrece un servicio a un precio, el precio te parece conveniente y el servicio también, mientras el banco cumpla, sus actuaciones son éticas.

    ¿Ves cómo vas poniendo un prisma más liberal en tus apreciaciones?. Lo que dices es correcto: tanto la Caixa, como Cajamadrid, como Caja deberían competir con las demás en las mismas condiciones. Con lo que, necesariamente, deberían convertirse en entidades bancarias privadas sometidas a las mismas normas del Banco de España que el resto. De hecho Bruselas ya ha dado algún que otro toque de atención al respecto de las Cajas de Ahorros.

    Porque, no debemos olvidar, que si un crédito no puede devolverse (o tiene fuertes visos de que no se devuelva) y esto se acepta de facto, ya no es un crédito, sino una subvención a fondo perdido.

    Y esa actividad, no es buena para la salud financiera de un banco, que en teoría no puede (ni debe) nutrirse de nuestros impuestos.

    Me gustan mucho los criterios que has empleado a la hora de decidir que entidad bancaria vas a utilizar. ¿Qué servicios te proporcionan?.
    Esa es la pregunta, porque, al fin y a la postre, lo que ofrece un banco son servicios.

    De modo que veo que vas bien…. muuuuy bien.

    Manuela, tu no eres pijiprogre. Eres una liberal que aún no sabe que lo es.
    Como te dije, tiempo al tiempo 😉 .

    Rog

  4. marzo 30, 2009 en 11:39 pm

    Cristina, perdona.

    Espero no haberte dejado hoy sin merendar. Quedaría en deuda contigo para llevarte al “Rodilla” en público desagravio. ;D .

    Lo de Lehman Brothers es una fecha-trampa. Se intenta despistar al personal, y por lo que veo, algunas veces les funciona. La quiebra de Lehman Brothers sucedió en Sept. de 2008.
    ¿Por qué el Gobierno y sus medios afines tienen tanto interés en que Lehman Brothers suponga, al menos como referencia, el “pistoletazo”?.
    Porque así evitan tener que explicar que mintieron en la campaña electoral de Marzo de 2008. Como quedó de manifiesto en los debates de Solbes-Pizarro y Zapatero-Rajoy.
    Solbes y Zapatero mintieron. Pizarro y Rajoy dijeron la verdad, a los resultados me remito.
    Nadie tenia más información que Solbes (y por extensión el Presidente del Gobierno) sobre lo que estaba pasando.
    Nadie maneja más datos y estadísticas que el Ministerio de Hacienda.

    En realidad, hasta los bancos españoles conocían la crisis desde, al menos, Julio de 2007 (si no antes). Cuando el amigo Botín, manifestaba oportunamente en entrevista radiofónica (antes del 9M) que los bancos estaban estupendos y que aquí no pasaba nada, hacía siete meses que me había pedido uno de sus directores las escrituras de mi casa para avalar facturas giradas a la Administración Pública… ¡ después de 10 años de trabajar con ese banco !.
    De hecho, tengo que agradecerle que lo hiciese, porque me di cuenta de que algo gordo iba a pasar, y me apresuré a una reestructuración de mi negocio.
    Hoy resisto gracias a lo que comencé a mediados de 2007.
    Si no hubiese sido así, estaría acabado.

    Pero que mintieron todos como bellacos. La realidad da fe de ello.

    En las pymes nos dimos cuenta unos pocos, el resto están en concursos de acreedores. Una tragedia.

    Lo que especificas como combinación, no es exactamente así, sino que en realidad es una sucesión de causas y efectos. Yo te voy a detallar la mía, explicando, claro, cada una.
    La simple enumeración sin explicar la relación de unas con otras no explica nada, es sólo una enumeración.

    1) Tipos de interés bajo en bancos centrales. Favorecen el crecimiento económico y el consumo durante años. Las autoridades monetarias mantienen el tipo sobre el 2%.

    2) El ahorrador con liquidez no percibe remuneración por el dinero que tiene en los bancos, a un 2,5 o 3%, su remuneración está por debajo del IPC. Se desincentiva el ahorro.

    3) El dinero nunca permanece en un calcetín (salvo honrosas excepciones) siempre busca un fin, ahorro, rentabilidad o consumo. La vía del ahorro está cerrada, quedan inversiones (rentabilidad) o consumo.

    4) La inversión más comúnmente aceptada en la ciudadanía por haber mostrado una rentabilidad consistente a través de los años es “el ladrillo”. Los bancos además apoyaron esta opinión, considerándo su valor como una garantía per-se, incluso otorgando créditos por encima del valor de tasación.

    5) El exceso de liquidez se vuelca en el mercado inmobiliario. La demanda hace subir los precios de forma exponencial. Las operaciones de compraventa se multiplican. Los pisos se venden a un ritmo vertiginoso y la vivienda no deja de subir.

    (*) en este punto en concreto quiero comentar que -no recuerdo si fue en el 2005 o 2006 – conocí el dato de que el parque de viviendas en España, sobrepasaba los veinte millones… ¡ para una población de algo más de 45 millones de habitantes !. No recuerdo cuántas veces discutí con colaboradores y amigos mi certeza de que esto tenía que explotar. Hoy no me atrevo a recordarles las conversaciones porque algunos de ellos, aún están intentando desesperadamente vender por debajo del precio de adquisición los pisos que compraron como inversión. Lo que pasó, no lo intuyó el que no quiso.

    6) Los bancos españoles comienzan a pedir dinero barato fuera de nuestras fronteras, para satisfacer la sobrecalentada demanda de crédito. Dinero que, obviamente, tienen que devolver.

    7) El consumo, se dispara como consecuencia de la disponibilidad de dinero barato, y de bienes de consumo a precio muy económico, especialmente provenientes de China e India. Nuestro dinero sale a raudales del país y compramos autos, electrónica de consumo, en fin, de todo proveniente de Asia. El diferencial de competitividad es demasiado grande y nuestras empresas se resienten, aunque este punto no es malo, es la ley del mercado. Seis millones de inmigrantes envían también parte de sus salarios mensuales fuera de nuestras fronteras. Esto en sí, tampoco es malo, pero limita los planes de crecimiento de nuestras empresas al no disminuir la liquidez. Los depósitos bancarios se van “secando”.

    8) Las autoridades económicas (estado) comienzan a observar señales de inflación. Incluso se vislumbra inflación en los países asiáticos, donde el crecimiento (China) había sido una cantidad sostenida de dos cifras. Una burrada. Como consecuencia y dado que su función es evitar fundamentalmente las tensiones de la inflación, les entra el pánico y suben los tipos de interés para evitar un recalentamiento que ya es una locomotora.

    9) La subida de tipos, al ser la mayoría de las hipotecas de interés variable. Golpea a los hipotecados que, midiendo mal los números, se habían endeudado hasta más allá de los límites razonables. Pensando que el precio de la vivienda subiría por siempre jamás y que los tipos bajarían por siempre jamás mientras sus salarios se incrementarían por siempre jamás. Endeudándose para cualquier compra por siempre jamás. Una auténtica locura.

    10) Esa subida de tipos, tiene un efecto devastador. Porque acaba con la renta de las familias hipotecadas. No pueden consumir, y como nuestra economía depende en gran medida del consumo interno (nuestras exportaciones son caca por la escasa competitividad) se viene abajo.

    11) La crisis de las subprime (que no son más que hipotecas concedidas con dudosa garantía de retorno y que también se han dado en España, donde no gobernaba Bush -ver índices de morosidad históricos de la banca hoy día-) desata un fenómeno interbancario. Los bancos ignoran cual es el volumen del marrón que ellos mismos tienen, pues no saben cuántos pagos van a fallarles. De modo que interpretan (correctamente, que para eso saben de su negocio) que el banco de al lado tampoco sabe el marrón que tiene, y dejan de prestarse dinero… y de prestarlo, pues ya no lo tienen y no pueden sobrepasar un límite entre depósitos (que habían venido decreciendo) y préstamos (que habían crecido a toda velocidad).

    12) Las empresas no cobran, ni pueden financiar su circulante. Sólo les queda la opción del ERE para poder aguantar con una tesorería tan debilitada. La administración ayuda en este punto demorando los pagos a pymes y autónomos.

    13) Los EREs comienzan a dejar gente en la calle. Las familias tienen que hacer frente a más deuda con menos ingresos. El consumo cae a plomo.

    14) Los precios bajan, pero no por una mayor competitividad de las empresas (en cuyo caso seria muy bueno), sino porque tienen que liquidar stocks como sea. No se vende un clavel.

    15) Las subprime sólo han extendido un fenómeno que en una economía local quedaría circunscrito a un país, pero las agencias de rating (que son las que se han ido de rositas en toda esta historia, y a quienes Dios confunda) han permitido una extensión viral de esos bonos cuya deuda era de dudoso cobro. Pero como dije, en España también tenemos subprimes.

    La teoría de que es la obsesión humana por el dinero lo que causa las crisis en un sistema capitalista es una de las más insistentes afirmaciones del economista Galbraith. Otro partidario de la intervención estatal, de la que he explicado cual entiendo que es su responsabilidad en todo lo sucedido (y también en lo que sucederá).

    Yo no tengo tan claro que comprar un producto a 100 para venderlo a 120..o a 180 sea algo éticamente reprobable. A mi juicio ese beneficio es ético, siempre y cuando comprador y vendedor acepten sin coacción la compraventa.
    El ser humano que vende preferirá vender a 180, y el que compra, si puede, por debajo de 100 (lo estamos viendo ahora con las ventas desesperadas).

    No creo que ese sea el problema, porque esa actitud ha existido siempre y forma parte de la esencia del hombre. El mercado las equilibra siempre, si no se interfiere con su funcionamiento natural. Siempre.

    Desde el crack del 29, cada vez que los gobiernos han hecho algo que ha alterado esa dinámica, causando crisis económicas que aumentan de tamaño con el tiempo, siempre han culpado al mercado como excusa para conseguir mayores cuotas de control sobre la ciudadanía, mayores niveles de intervención.

    Esta crisis no es una excepción, y como era previsible, los pirómanos se han vestido de bomberos para seguir prendiendo cerillas. Aumentará la intervención y en los años venideros esto irá a peor.

    Pero como siempre, yo esperaré que pase el tiempo para reclamar la veracidad de lo que digo. De momento ya han marcado un hito: Corbacho dice que a partir de verano todo irá a mejor.

    Al contrario. Irá a peor a medida que el control del estado se extienda sobre la actividad económica. Lo veremos en Diciembre.

    Rog

  5. Cristina
    marzo 31, 2009 en 9:10 am

    Touch Down! …. pero muy interesante tu secuencia de los acontecimientos… te veo ya como el abuelete este, Antonio Abadia o algo asi…

    El “Rodilla”? no está en Madrid? Yo visc-a Barcelona, como dice el anuncio del Ayun…. me temo que te va a salir un poco cara la comida 🙂

    Saludos y buen dia!

    Cris

  6. marzo 31, 2009 en 10:02 am

    Jajaja, cara y escasa.

    Recuerdo una de las veces que andaba por el Port Olimpic y fui a una de las cafeterías que hay para desayunar.

    Había algunos camareros sudamericanos y un par de ellos locales. Uno de ellos en concreto era muy serio y llevava unas gafas de esas tan de moda en Barcelona, tipo Antonio Miró.

    Pedí unas tostadas con mantequilla con el café.

    Me puso un plato con dos rebanadas de pan de molde tostado y una porción de mantequilla.
    Le digo: disculpe, por favor, se ha olvidado de ponerme la otra porción de mantequilla.
    Me dice: No señor, es así. Muy circunspecto.

    Claro, extender esa exigua mantequilla (ya sabes esas porciones pequeñitas que sirven para un croissant y pare usted de contar) sobre esos dos pedazos de pan de molde era todo un ejercicio de ingeniería. Cuántica.

    Así que, resignado, me comí el panazo ese prácticamente a palo seco, echando de menos los bares de Sevilla, donde te ponen el bote de mantequilla, de paté o de manteca colorá para que te sirvas lo que te apetezca. A mitad de precio.

    De modo que decidí a partir de aquel momento que los únicos lugares de Barcelona donde uno puede comer, o por lo menos lo que yo entiendo por comer, son el Hard Rock y el McDonald’s.

    En el resto, o acabas comiendo barras de pan o un tipo te calza una cosa que te dice que es un mejillón pero con hidrógeno líquido con salsa de melocotones.
    Una mariconá.
    😀

    En fin, que para resarcirte me parece que, o me llevo un tupperware con una buena pringá, o te canto unas baladas.

    Rog

  7. Cristina
    marzo 31, 2009 en 12:29 pm

    Rog, Rog… que te pierden los prejuicios y las malas experiencias!!! tu vente para Barcelona (¿no me digas que vives en Sevilla?) que ya te pondremos delante de un buen suquet, o fideua, o arroz caldoso para ver si ya de una vez te dejamos sin argumentos!!!!
    Cris

  8. marzo 31, 2009 en 1:14 pm

    Si, vivo en Sevilla.

    Y no me pierden los prejuicios, me pierde el tío de la mantequilla, que era un saborío.

    Si aún tengo la bola de pan en la nuez…
    😀

    Aunque bien mirado, lo del suquet promete.
    Oye ¿el arroz caldoso lleva marisco?.

    Rog

  9. Cristina
    marzo 31, 2009 en 3:13 pm

    i tant… lleva centollo entre otras delicias! Osea que de Sevilla… tengo un par de muy buenos amigos alli que algo me dice que seguro que conoces… porque Sevilla, al igual que Barcelona, a veces se hace pequeño… pero bueno, como decia Manuela esto parece mas un chat que un blog comme il faut, osea que reprimiré mi instinto “pueblerino” y no te preguntaré si los conoces…. pero lo dicho… creo que debes sacudirte esa imagen tan estereotipada (y muy sevillana por cierto) que tienes de Cataluña… de hecho sería genial que te animaras a escribir un post respecto al tema…
    Claro, que no tendré piedad 🙂
    Cris

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: