Inicio > Credo Liberal > Credo Liberal: La Moral

Credo Liberal: La Moral


La moral puede enseñarse, depende de quién

La moral puede enseñarse, depende de quién

La moral es uno de los aspectos clave de las críticas al pensamiento liberal. No es posible dejar a un lado la discusión de lo que, para los liberales, significa la moral y cual es el papel del estado en referencia a la misma.

Generalmente, los epítetos que han sido dedicados al liberalismo desde las izquierdas, los totalitarismos y desde los sectores más conservadores de la derecha, tienen que ver con la ausencia explícita de una formulación liberal de la moral. Esta ausencia aparente, es empleada para, relacionando una tergiversación ya comentada de la defensa del individualismo, presentar ante la opinión pública al liberalismo como una doctrina amoral, inhumana y sin grandes valores que aportar a la persona fuera de la exaltación del enriquecimiento individual. Exaltación que finalmente se convierte, según los antiliberales, en una apología del rico y poderoso, sea cual sea el método de obtención de su riqueza.

Supongo que, cuando se habla de liberalismo simpático o antipático, las consideraciones tienen que ver con esta inducción falaz sobre el pensamiento liberal en referencia a la moral.

El liberalismo es profundamente ético, y como tal, defiende la libertad en la esfera individual apelando sin reservas a la responsabilidad que el ejercicio de la libertad lleva aparejado. Pero el liberal piensa que el estado no debe ser impulsor de esquemas morales. Desde esa perspectiva, el liberal defiende un estado amoral (que no inmoral), es decir, neutro ante las decisiones morales del individuo, que están ubicadas dentro de su esfera personal de decisión. No es, pues, labor del estado, definir la moral o conformar una moral pública. Tal cosa no puede existir. De hecho, aunque muchos piensen que existen valores comunes en la sociedad (como así sucede) descubren muchas veces que sus criterios morales chocan contra los de otras personas con quienes comparten ciertos valores. Por lo que pretender conformar un cuerpo de valores morales absolutamente uniformes es para el liberal una imposición totalitaria.

Todo individuo tiene derecho a tener sus propios valores y a que estos rijan en su vida privada. ¿Donde está el límite? en la Ley y en sus relaciones con los demás individuos. Es posible, pues, defender el derecho de cualquiera a defender sus valores, a asociarse para ello, a pretender mediante la participación política que sus criterios sean legislados (que es la esencia del sistema democrático) y a la vez defender la autonomía del individuo frente a una imposición moral del estado, que supondría una intromisión en su ámbito personal de decisión. La clave está en que en un estado amoral, precisamente por serlo, el estado no tendría la capacidad de coaccionar al ciudadano moralmente.

Esta es la clave del rechazo liberal a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, en la que la visión moral que la izquierda precisa imponer para desarrollar sus programas e imponer sus postulados como visión general, está fielmente reflejada. Pero el hecho de que el ideario de la asignatura sea de izquierdas o de derechas es irrelevante. Lo importante es el intento de intromisión, la invasión del ámbito personal de construcción de los valores morales.

¿Por qué es diferente la existencia de una asignatura de religión?. Porque en el este caso, la asignatura es opcional (y debe seguir siéndolo) y el ciudadano que no desea conformar sus principios morales de acuerdo a ese credo, no tiene por qué hacerlo. Personalmente me opondría a ello si alguien decidiese que la asignatura de religión es obligatoria. En ese caso la imposición sería la misma, aunque con otros contenidos.

El estado liberal es amoral en el sentido en que no invade la esfera privada de la persona para inculcarle unos principios morales determinados. La izquierda precisa, sin embargo, impregnar a la sociedad de unos valores morales uniformes y mantener un tono elevado de propaganda que los refuerce, porque sólo de ese modo puede mantenerse en el poder y avanzar en sus objetivos. Precisa que el ciudadano tenga un concepto concreto de solidaridad, un concepto concreto de libertad, un concepto concreto de lo que es justo y lo que no lo es, una visión concreta del éxito y del fracaso. Paradójicamente, la izquierda apela constantemente a la degradación de los valores humanos a causa del “mercantilismo” liberal, que (según ella) sólo mira al dinero y no a supuestos elevados valores. Pero cuando se enfrenta a debatir sobre la libertad en una sociedad, no es capaz de abandonar el ámbito monetarista del nivel de renta de que dispone el individuo como métrica de su libertad, y de la igualdad entre ciudadanos. O bien rechaza el consumismo, incitando dirigir el consumo de las personas a empresas concretas (nacionales, en este caso) por el abstracto “bien común”. Lo que de verdad rechaza la izquierda no es el consumo ni el consumismo, sino la libertad de elegir de los ciudadanos sin que nadie pueda dirigir sus gustos y preferencias. En esto, la visión monetarista de la izquiera es mucho más profunda de lo que la izquierda pretende.

Pero esta ultima parte, que disfraza y tergiversa el ámbito de la moral, pertenece a otro capítulo que trataré en su momento. El de la planificación.

Rog

Anuncios
Categorías:Credo Liberal
  1. enero 12, 2009 en 12:14 pm

    Estimado Rog:
    Utilísimos estos “cuadernillos” del credo liberal. Prácticos y manejables, algo que nos facilita a los demás su difusión (hasta ahora solo verbal).
    Estaremos atentos a próximas entregas.
    Gracias por ello.

  2. enero 12, 2009 en 12:50 pm

    Muchas gracias por tu ánimo, restauranteria.

    Seguiremos poco a poco desgranando la teoría liberal. Para ver si se consigue algo de difusión y despejar los múltiples y (en muchos casos) malintencionados malentendidos de los conceptos que tan alegremente se manejan.

    Si te fijas, en la columna de la derecha del blog, abajo del todo, hay un epígrafe que se denomina “Categorías”. Si pulsas sobre la categoría de “Credo Liberal”, sólo aparecen los posts relativos a este tema, para poder tenerlos automáticamente extractados.

    Un Saludo.
    Rog

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: