Inicio > Uncategorized > La información hemipléjica

La información hemipléjica


Soldados del ejército de Israel

Soldados del ejército de Israel

Vaya, parece que sólo Israel es capaz de producir masa informativa en la franja de Gaza. Me pregunto si se debe a un deliberado filtro mediático, o a una serie de errores de concepto, o al puro y viejo antisemitismo europeo, disfrazado de pacifismo (selectivo).

En nuestros medios de comunicación, y en muchos sectores de la opinión pública parece calar la idea de que, de vez en cuando, algún radical judío se levanta con el pié izquierdo y decide volarles la cabeza a unos cuantos adolescentes armados con piedras. ¡ Qué crueldad !, ¡ Qué infamia!. Claro, es que tienen el apoyo del lobby judío norteamericano. Y ya se sabe que mediando los EEUU, en Europa no hay más que una verdad oficial; tienen toda la culpa. Es Bush, que no cesa.

Esos pobres sanscoulottes con kufiya, ¡ qué mal pueden hacer con esas míseras piedras !. Los judíos son sólo unos asesinos. ¡ Asesinos !.

Y en mi opinión, creo que debemos reflexionar un poco sobre lo que está realmente sucediendo en Gaza, en el papel de Hamás, la ANP y el mismísimo Israel en Oriente Medio. Nos hace falta darle un par de buenas vueltas de tuerca a todo este asunto, porque la excesiva simplificación no está llevando, como casi siempre, a la conclusión de que el asesino es el mayordomo, nada más comenzar la película y sin haber mayordomo.

Hamás no son un grupo de muchachetes con acné que tiran piedras a los tanques. Hamás cuenta en la franja de Gaza con un ejército regular de más de 14.000 hombres. Bien armados y pertrechados. Su objetivo es la destrucción del Estado de Israel. En esto la muerte de Arafat no ha presentado ninguna merma. Tienen recursos económicos y armamento, y sobre todo, ganas de guerra y un potente aparato propagandístico. Todo el que piense que sólo tienen piedras y unas cuantas pistolas podría empezar a cuestionarse, aunque sólo fuese por curiosidad, como unos pobres adolescentes menesterosos pueden permitirse el lujo de lanzar diariamente (y durante la tregua, ojo) una media de veinte misiles sobre las poblaciones israelíes, y casi doscientos diarios desde que comenzó el conflicto. Podrían intentar averiguar cual es el precio de un misil, ver en las fotografías su equipamiento militar y entonces, honestamente, decir con la mano en el corazón que son sólo un puñado de jóvenes muy frustrados.

Hamás es un ejército con potente dotación económica, con fuerte soporte de países del entorno, que tienen en Hamás su punta de lanza para la deslegitimación del único estado democrático de la zona, que es Israel. El único que comparte los valores de libertad, igualdad y democracia que nosotros mismos compartimos. Y que resisten heróicamente y a pesar de nuestros ignorantes y rabiosos reproches, los envites del más violento radicalismo islámico. Porque ese es nuestro enemigo en realidad, y no Israel.

Israel ni siquiera pretende que dejen de bombardear su territorio, sino recuperar la “normalidad”. Esta normalidad consiste en que sus colonos reciban a diario más de quince misiles puestos en circulación por estos “jóvenes y frustrados imberbes”, en lugar de los doscientos con que les regalan a diario desde que Hamás decidió que la tregua había acabado.

Lo que hace Israel se llama legítima defensa. Está en consonancia con los ataques recibidos y es absolutamente normal. Sólo unas sociedades enfermas como las de Europa Occidental pueden permitir un exterminio, un genocidio o un ataque en toda regla sin mover un músculo (como sucedió en Kosovo) mientras sus más altos burócratas cobran cuantiosas dietas por participar en comités de crisis. Eso si, para pedir por escrito el cese del mal rollito, que no está nada bien.

Lo sorprendente no es siquiera la consideración que sobre las acciones militares tiene el mundo europeo occidental. No, ni mucho menos. Lo más importante es el silencio informativo al que Israel está sometido cuando es diariamente atacado y sus ciudadanos mueren, o pierden todo lo que tienen, a pesar de que su gobierno firmó una tregua. Todo en el más absoluto silencio cómplice por parte de la sofisticada, civilizada, cobarde y selectivamente buenista Europa. ¡ Qué asco da, a veces, esta paniaguada Europa !.

Mientras nosotros observamos estupendos, impolutamente democráticos y escrupulosamente pacifistas las fotos trampa de la propaganda de Hamás y sus medios, que son las series de mayor éxito en nuestro continente después de las telenovelas Puertoriqueñas, unos irreductibles demócratas resisten a sangre y fuego la barbarie de aquellos que quieren someter nuestros valores, nuestra civilización y nuestra cultura, a la implacable aberración de la sharia.

¡Adelante, Israel!.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. diciembre 30, 2008 en 9:49 am

    Hola Roger,

    totalmente de acuerdo contigo.
    Dos puntualizaciones (empero):
    1. en esta ocasión los estados árabes no han respaldado incondicionalmente a Hamás (ojalá no cedan a la presión de sus propios grupos pro-terroristas)
    2. Hamás tiene el dinero que le “donan” los pro-terroristas de todo el mundo islámico (y parte de otros mundos) pero la población de Gaza sigue siendo paupérrima.

    Martin Varsavsky tiene un interesante punto de vista al respecto:
    http://spanish.martinvarsavsky.net/general/soy-judio-pero-creo-que-israel-se-equivoca.html

  2. Luiti
    diciembre 30, 2008 en 5:06 pm

    Hola Roger.

    Yo tambien estoy de acuerdo contigo, pero lo que me gustaria saber es la verdad sobre los intereses que mueven ese mundo mediatico de Europa que tu dices que se mueve al son que mas calienta (la ecologia, las energias renovables, etc), y yo creo que tarde o temprano veremos que no es eso lo que lo mueve, sino dinero, o poder de no se que tipo.

    Eso es lo que me gustaria saber, El tiempo nos lo dirá.

    Los Judios son lo bastante inteligentes como para dejar que eso vaya así por algo.

    Un abrazo

  3. diciembre 30, 2008 en 8:32 pm

    Buenas noches a los dos, y Feliz Salida y entrada de año. Esperemos que el 2009 no sea tan difícil como nos lo están poniendo.

    Labot;

    En cierto modo entiendo el planteamiento de Varsavsky. Aunque tiene a mi juicio algunos errores de partida. Menciona Martín que Hamás comenzó a tirar cohetes al finalizar la tregua. Esto es incorrecto. Durante la tregua, Hamás no dejó de lanzar misiles sobre la población civil israelí. De hecho la reacción “desproporcionada” se valora sobre el hecho de una ruptura puntual de un largo período de ausencia de agresiones. Esto es falso. Una media de 20 misiles son arrojados diariamente sobre los asentamientos judíos. Esos asentamientos han sido evacuados desde hace tiempo y hay una gran parte de esa población refugiada en otras zonas.

    Es cierto que Fatah está respetando los acuerdos, pero es que el estado palestino es un verdadero gallinero. Hamás ganó el territorio a sus “colegas” a balazo limpio, y se dedicó a hostigar a Israel desde zonas de población civil. Esta costumbre de usar a los civiles como escudos humanos es lo que les sirve (con nuestra connivencia) de propaganda en los conflictos.

    Lo hizo el ejército regular de Iraq en Bagdad.

    Israel tiene la guerra mediática perdida. A pesar de los intentos del Mossad de no afectar a los civiles. Esta es la fuerza de Hamás. Fuerza que le entregamos a diario desde nuestros pulcros y pacíficos columnistas.

    Luiti;

    Europa siempre ha albergado un sentimiento antisemita. Sentimiento que se exacerbó en la Alemania de los 30 y principio de los 40 y acabó en un holocausto que todos conocemos. Ahora ese sentimiento se transforma en la criminalización de su derecho a defenderse.

    Paralelamente, el enaltecimiento del islamismo por parte de ciertos gobiernos, para desgastar la influencia de la Iglesia católica, hace que se vea con simpatía la causa palestina, en una reedición del mito de David contra Goliath. Une a esto un antiamericanismo que ha estado (y seguirá, ya lo veremos) explícitamente presente en toda Europa y tienes la fotografía completa.

    Israel, EEUU (Bush), la Iglesia y el Islam como medio de erosión de su influencia en la esfera moral de Occidente.

    No olvides, Luiti, que para que la izquierda pueda llevar a cabo su programa, tiene que controlar el terreno de la moral. Tiene que dictar la moral pública y aceptable. Y eso, con la Iglesia, es muy difícil. El contrapeso ideal es poner en el mismo orden de importancia al Islam.

    Rog

  4. jose
    enero 5, 2009 en 8:42 am

    Hola Rog, feliz año.
    Yo siento discrepar contigo.
    Será quizás mi carácter anti-bélico lo que me hace pensar de este modo, pero creo que iniciar una guerra no es la solución a nada y no hace sino agravar más aún la situación.
    Es evidente que los palestinos habían roto la tregua y realizaban ataques continuos desde su territorio, pero devolverles la jugada con una ofensiva de un poder 1000 veces mayor no es, desde mi punto de vista, propio de un país democrático y no hace más que rebajarte a su posición. En estos días han muerto más de 500 palestinos y sólo 1 israelí. ¿Cuál fue la relación de bajas durante los ataques palestinos que han dado origen a esta guerra? Este ataque es desproporcionado y no creo que se pueda decir que es una respuesta a nada. En mi opinión, Israel, como país democrático y desarrollado, debería haber agotado todas los medios diplomáticas, para evitar de este modo una guerra y la muerte de personas que en muchos casos eran inocentes.

  5. enero 5, 2009 en 12:50 pm

    Feliz 2009, Jose.

    ¿De verdad crees que no se ha intentado nada por parte de Israel para detener los ataques desde Palestina? ¿De verdad la gente puede pensar que una buena mañana, se levanta un tipo de la cama, y decide matar 500 inocentes porque le peta? ¿De verdad que en esa relación de bajas cuentas todos los muertos y desplazados de sus hogares en el Sur de Israel? ¿No tiene un país derecho a la legítima defensa cuando su población civil es atacada?.

    Los criminales están escondidos en Gaza, se llaman Hamás. Usan a la población civil como escudo, pero ni siquiera porque no se produzcan los ataques, ellos saben que tarde o temprano la paciencia de Israel se quebraría. ¿Sabes por qué lo hacen?. Porque las fotos de los muertos civiles les favorecen ante la opinión pública, y esperan con ello presionar a los Israelitas. Y porque, de paso, se quitan de enmedio a los palestinos que se oponen a Hamás. Muerto el perro, se acabó la rabia. Ya no tienen ni que matarlos ellos mismos, como suelen hacer.

    La Convencion de Ginebra establece como un crimen de guerra el uso de población civil como escudos humanos. y no olvidemos, siguen disparando misiles sobre Israel ¿acaso no les preocupa su propia gente?.

    Es cierta una cosa, esto no traerá la paz. Pero si destruyen las lanzaderas, los misiles y liquidan a los terroristas, al menos, en el tiempo que tardan en reorganizarse (que lo harán), podrán estar tranquilos (hasta la próxima).

    ¿Alguien cree que “la palabra” va a arreglar esta historia?. Quiere esto decir que, hasta la fecha, no se ha hablado lo suficiente?.

    Israel retiró sus tropas de la franja de Gaza, permitió el paso en las fronteras y no han dejado de machacar a sus colonos con fuego de mortero y misiles. ¿Qué lenguaje entiende, entonces, Hamás?. Ya lo han dicho ellos “hasta la última gota de sangre”.

    La retórica es evidente. Lamentablemente evidente.

    El verdadero responsable de que Hamás se sienta impune provocando la reacción de Israel es Occidente. La propaganda mediática y la simpatía por los terroristas. Si Occidente hubiese plantado cara en su momento a Hamás, esto no hubiese ocurrido. Ahora nos subimos a la tarima de los impolutos y nos ponemos a dar clases de civilización, la fuerza de la palabra y bla, bla, bla. La verdad es que la poca fuerza que tiene Occidente se le escapa en palabras.

    Por eso Hamás tiene esperanza, porque sabe que somos débiles, porque al fin y al cabo, sus enemigos reales (que somos nosotros) no somos capaces de nada. Sólo de criminalizar, como siempre, al que puede desestabilizar nuestra cómoda situación. Nosotros vivimos en el plano teórico mientras otros tienen que dejarse el pellejo para poder vivir en libertad. ¡Qué bonito! ¡Que impolutos!.

    Es la misma jugada que con la negociación de ETA; la palabra. ¿Para que nos ha valido? para que los asesinos se financien con nuestros impuestos. Israel no caerá en esa estupidez, porque es un pueblo que sabe hablar el idioma de la paz, pero que no tiene reparos en hacerse entender de otro modo cuando el interlocutor lo requiere.

  6. jose
    enero 5, 2009 en 1:33 pm

    Una guerra nunca es el camino ni la solución a nada. Ahí está la historia para demostrarlo.
    No creo que Occidente justifique los ataques de Hamas y, muchos menos, como dices, simpatice con los terroristas. Creo que deberías aclarar esa afirmación que con tanta alegría has vertido porque me parece hiriente.
    Claro que Israel ha dialogado, seguro que hasta la saciedad y con la impotencia de ver como un día sí y otro también esas palabras no solucionan nada. Es lo que tienen que hacer como país democrático y desarrollado.
    Lo que no es propio de un país desarrollado y democrático es un ataque desmedido y desmesurado contra la población civil, que por otra parte, también son víctimas de todo esto, no lo olvidemos. Es cierto que Hamás estaba privando de libertad con sus ataques a muchos israelís inocentes, pero Israel les devuelve la moneda privándoles de la vida a muchos palestinos inocentes, lo cual no los hace mucho mejor que ellos. Cuando atacas a tu enemigo con sus mismas armas, no haces más que convertirte en él. Y la consecuencia de este ataque es directa y tú las has apuntado muy bien antes: Hamás recobrará fuerza. Se está jugando a su juego. Ellos quieren la guerra y nosotros se la estamos dando.

  7. enero 5, 2009 en 10:08 pm

    Hola Jose,

    En referencia a tus argumentos y en mi opinión, debo negar la mayor. Israel no está atacando objetivos civiles, al contrario de lo que sistemáticamente hace Hamás. Israel tiene como objetivo las instalaciones militares y los hombres de la organización terrorista. Las bajas civiles, que son horribles, no están en su agenda. Porque esas bajas no cuentan nunca contra Hamás, sino contra ellos. Y eso lo saben muy bien.

    No creo en la equidistancia que planteas, para mí no tiene el mismo valor el que agrede que el que se defiende. Incluso con todos los medios a su alcance. Esa equidistancia entre los terroristas y los que quieren acabar con ellos no es para mí una idea correcta ni ajustada a la realidad. No todos los actos de violencia son iguales.

    Por supuesto que el estado de Israel es mucho mejor, mucho más democrático y mucho más libre que la negra pantomima social del horror que propugna Hamás, por supuesto. No hay más que ver quién está detrás de cada uno de los contendientes. Detrás de Israel la mayor democracia del mundo, detrás de Hamás Irán. Sin comentarios.

    Y ahora la explicación que me pides.

    Occidente (la comunidad de naciones occidentales, excluyendo en este caso los Estados Unidos) lleva años poniéndose de perfil bajo con esta historia. Nada nuevo bajo el sol de Oriente Medio.
    Cuando se celebraron elecciones “democráticas” en Palestina, se permitió que Hamás se presentase como una fuerza democrática más. Tiene gracia. Aquellos que juraron aniquilar al estado de Israel y traer la Sharia como sistema de gobierno son tratados como demócratas. Por aquello de la pluralidad, nada menos. Desde hace años, vemos cómo la pluralidad se aplica en los países islámicos, que es como la comprende Hamás. Y eso es lo que se ha defendido en Occidente. Pluralidad cultural, lo llamamos.

    Durante años, terroristas suicida y yihadistas han estado golpeando sin cesar a la población israelita del Sur, y nada ha dicho Occidente. Ni un simple asomo de indignación, ni una manifestación, ni un sólo NO a la guerra en aquel entonces.
    5000 lanzamientos en los ultimos años. 5000 oportunidades perdidas por Occidente para llamar a la paz.
    Los niños palestinos son usados por Hamás como paquete bomba, y sus madres los entregan al sacrificio gozosas. Por aquello de Alá.
    No he visto a Occidente siquiera una mueca de indignación ante estas cosas. Son “cuestiones culturales de orden interno”.

    Y ahora, cuando todo sucede como era previsible que sucediese, es decir, que Israel aguanta hasta que decide no aguantar más, o hasta que no puede, o hasta que se harta del silencio de los estupendos de la democracia orgánica, entonces nos empezamos a tirar de los pelos. Sufrimos mucho por las fotografías de niños brutalmente mutilados difundidas por los terminales mediáticos de Hamás y sacamos las cítaras a la calle para cantarle a la Paz. Después de 5000 lanzamientos de misiles y ataques con mortero, más de 500.000 desplazados de sus hogares en Israel y un vergonzoso silencio de nuestra sociedad y nuestros medios de comunicación.

    Perdona, Jose. Europa Occidental es un cagarro.

    No en vano es el lugar de donde han salido los dictadores y asesinos más brutales de la historia. Donde se han cometido los genocidios más sangrientos y multitudinarios del Siglo XX. Somos lo que somos, por muy magníficos que nos pongamos.

    No tenemos, a mi juicio, ninguna autoridad moral para juzgar a Israel. Es más, pienso que deberíamos aprender de su determinación y de su sentido del sacrificio.

    Pero es mejor teorizar sobre derechos humanos y niños muertos, que para eso nos las pintamos solos. Y Hamás lo sabe, ¡vaya si lo sabe!. No dejará nuestras conciencias libres de las fotografías de siempre. Esas que nos dicen: “mirad lo que estáis permitiendo”.

    Y tienen razón en ese punto.

    Si Occidente hubiese querido, Hamás sería sólo un mal recuerdo. Ahora es una pesadilla. Pero nuestra conciencia, exquisitamente plural, ha quedado libre de toda sospecha. Por algo somos la luz del mundo civilizado y crisólico de la multiculturalidad ¿o no?.

    Rog

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: