Inicio > Uncategorized > No nos resignamos (No, we don’t)

No nos resignamos (No, we don’t)


Y tuvo que ser ella, finalmente, la que puso sobre la mesa el análisis más riguroso de los resultados del 9M. El debate de los principios, de la esencia. Sin cheques-bebé, sin subvenciones, sin pedir perdón por ser liberal. Habiendo demostrado que dice lo que piensa, y hace lo que dice. Rara avis en el espectro político. Sin complejos ni hipotecas. Apuntando alto, a lo más alto.

Con exquisita lealtad, ofreció a su jefe de filas la coartada que le permitió salir airoso de las ambiciones de quien frecuenta la izquierda como penitencia moral. Con absoluta lealtad y firmeza pone el énfasis donde más lo necesita su partido. Sin traiciones, sin maniobras, pero sin dejarse pisar por los notables. En este discurso, Esperanza no se resigna. Y con su rebeldía nos trae a los liberales el viento fresco que su nombre apunta. Las alharacas de centrismo para el que tenga complejos, por fin hablaremos de política.

 Su discurso es una disección completa y precisa; la apelación a la batalla por la Historia, manipulada por el establishment socialdemócrata enquistado en las Universidades y en la historiografía subvencionada. La denuncia de la estrategia de estigmatización, cuya raíz se hunde en las falacias históricas elaboradas y promulgadas durante décadas. La pedagogía política, estableciendo fronteras claras entre opciones conservadoras y liberales. El sutil y claro rechazo a la homofobia, sugiriendo así que son otros los que históricamente ejercieron esas pulsiones. La claridad en las posiciones frente a los nacionalismos. Llamar por su nombre a la posición internacional de España de la mano de Moratinos y Zapatero. Denunciar la desproporción del poder nacionalista en el Congreso, en base al número de votantes de esos partidos. El estado desastroso de la Educación y el nulo prestigio internacional de nuestras Universidades. Con más politiquillos de departamento que científicos o intelectuales. La demagogia del agua, que el tiempo ha puesto cabezonamente en su sitio para vergüenza de sus indignos promotores. El escándalo de la Justicia.

Pero, sobre todo, la fuerza de la convicción. Porque Esperanza, al contrario que Don Mariano, sabe perfectamente que a la socialdemocracia se le bate, precisamente, en el terreno donde cree ser hegemónica; en el de las ideas. Y está convencida de que no es preciso que el electorado no vote para ganar unas elecciones generales. ¿Por qué?, porque ella, al contrario que otros, conoce y cree en el valor de las ideas. Y sabe, que con ellas se puede vencer. Sólo hay que saber transmitirlas como ella hace; con la claridad que otorgan la preparación y las ideas claras. ¿Cuántas veces ha citado Don Mariano a Hayek o a Karl Popper, o cuántas ha recurrido a la historiografía de Payne para dar frontalmente la batalla por la historia, en vez de dejarla manipulada por la Ley más sectaria y detestable de toda la democracia española?. En vez de afrontar los ataques permanentes de la izquierda, se refugia en un cheque-bebé o en el apoyo decidido a la Ley de Dependencia (es decir, “yo soy tan políticamente correcto como ustedes, no me confundan. Y si me apuran hasta más socializante y colectivista”). Vamos, Don Mariano, que ya le he visto en alguna de estas en televisión ¿refrescamos su entrevista con Buenafuente?. Mejor que no.

Una cosa es que le hayamos votado porque siempre será mejor que Zapatero, por muy mal que usted lo haga y otra cosa es que tenga un cheque vitalicio en blanco. En los días posteriores al 9M, agotó usted el crédito.

Y un aviso a la centrista Soraya, al centrista Arenas y al propio Mariano Rajoy; “… y no me resigno a que tengamos que parecernos al PSOE para aparentar un centrismo o una modernidad que YA ESTAN en las bases de nuestras convicciones y de nuestros principios políticos”. ¿Quedó claro, señores “centristas”?, el liberalismo democrático es una opción que NO ES EXTREMA en sí misma. Los socialdemócratas la tildarán de racismo, xenofobia, ultraderecha… de todo aquello que su proverbial estrabismo político les permita articular con eficacia, siempre y cuando lo puedan escribir sin faltas de ortografía. Pero lo último que es centrista, es parecerse al sectario PSOE de hoy en día. ¿Capisce, Doña Soraya?.

“Para que los españoles conozcan la opción abierta, moderna y liberal que es nuestro partido [el PP]”. Esperanza dixit.

 

 

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. abril 8, 2008 en 11:05 am

    Amigo Rog:

    • “…sin pedir perdón por ser liberal…”

    ¿Estás hablando de la que ha hecho de Telemadrid su finca mediática particular?

    • “Habiendo demostrado que dice lo que piensa, y hace lo que dice.”

    ¿También cuando niega que vaya a presentar su candidatura, luego dice que tal vez sí… y desde el principio todos sabemos que se le hace el trasero pipí por presentarla?

    • “Con exquisita lealtad… Con absoluta lealtad y firmeza…”

    ¿Hablas de la que hace tiempo se alió con poderosos “periodistas” que no militan en el partido para adueñarse de éste, de la que apuñala siempre que puede a Gallardón…?

    • “¿Cuántas veces ha citado Don Mariano a Hayek o a Karl Popper, o cuántas ha recurrido a la historiografía de Payne…?”

    Pero, chico, ¿acaso tú crees que doña Cuaresma es más culta que don Mariano? ¿Has olvidado ya sus “cantadas” de cuando era ministra de Cultura (sic)?

    Etcétera, etcétera…

    Es curioso cómo algunos, siendo inteligentes, necesitáis fabricaros imágenes (ídolos) a vuestra medida de ciertos líderes para autoconvenceros de que vale la pena apoyarlos. Mi modesta opinión es que, al menos en ciertos casos, algo tiene que ver con ello el ateísmo práctico.

    Cordiales saludos.

  2. abril 8, 2008 en 11:33 am

    Bienvenido de nuevo a esta tu humilde casa, Cordura.

    Telemadrid, al lado de Canal Sur, TV3, Euskal Telebista y cualquier otra cadena autonómica que la pongas, es un remanso de pluralismo. Otra cosa es que no se ofrezcan las versiones del gusto de la progresía, para eso están cuatro y la sexta, muy afines a ZP y de ámbito nacional. Se ha sabido rodear de amigos mediáticos nuestro amigo Zapatero.
    Entiendo que no te guste, está para eso.

    Esperanza ha sido exquisitamente leal y clara; en sus planes, de momento, no entra la presentación de una candidatura, pero verás, tiene todo el derecho. Y si el desarrollo de los acontecimientos en el PP, da como resultado el arrepentimiento general y pedir perdón a la izquierda por ser liberales (eso de “viajar al centro” es bastante complicado, cansado e inútil por vacuo), pues hará muy bien en informar a su jefe de filas y presentar sus ideas ante los compromisarios. Comprendo también que a los progresistas os dé miedo Esperanza, es natural. Además de conseguir votos, gobierna y lo hace bien. A la vista están los resultados. No creo que nadie le pueda dar lecciones de democracia y de eficiencia en el gobierno.

    Gallardón está en el sitio equivocado en el momento erróneo. Debería estar donde sus prácticas le sitúan, en el ala socialdemócrata. Hechos son amores, Cordura, el gasto público del Ayuntamiento ha crecido enormemente durante su gestíón, el número de funcionarios y el poder municipal. No se es liberal de boquilla y luego practicas política de izquierdas. Te afilias al PSOE y punto. Es mucho más honesto. Y no hay que olvidar las zancadillas que durante la campaña, el “dolido” Gallardón le puso al partido. Tiene lo que se merece y estoy de acuerdo en que se lo quiten de enmedio.

    Por cierto, no es muy ecuánime hablar de alianzas político-periodísticas pasando por alto la legislatura anterior. Tu miopía con el papel del grupo Prisa me resulta sorprendente.

    Cordura, en el tema de Hayek y Popper no has entendido nada. No es un concurso de “cesta y puntos” o un “pasapalabra”, hombre. Se trata de doctrina. Lo que nunca dirá Esperanza es que es más de izquierdas que el PSOE, cosa que le he oído a Rajoy con Buenafuente. Busca, busca en Youtube. Pero vamos, no saber quién es Santiago Segura tampoco es desconocer una referencia de “Premio Nobel”, digo yo. Ni tampoco se pierde nada si no se ha tragado (como he tenido el dolor de hacer yo mismo), los panfletos de Saramago.

    Cordura, la derecha liberal es como es, y los socialdemócratas podríais hacer un pequeño esfuerzo de tolerancia en vez de hablar tanto de ella (para aplicarla sólo a los islamistas y a los abortistas, dicho sea de paso). Los liberales no estamos de acuerdo con las políticas socializantes o colectivistas porque, como he demostrado la historia cabezonamente, sólo llevan al totalitarismo, a la injusticia y a la insostenibilidad del bienestar de la sociedad.

    Un Abrazo.
    Rog

  3. abril 8, 2008 en 1:44 pm

    Amigo Rog:

    Ya conocía tu faceta consistente en distorsionar las posturas de tu interlocutor para creerte que las refutas (de sobra la usaste en mi humilde blog). Aquí sigues con la cantinela de llamarme “progresista” y “socialdemócrata”, aunque jamás podrías probar que soy nada de eso (ni siquiera lo primero, en su acepción popular común). [Es más, no tardando mucho espero publicar una apología del liberalismo y ya veremos entonces quién es el liberal :-)]

    Esa faceta es complementaria, ya lo hemos visto antes, a la de construir imágenes idealizadas de los líderes que apoyas. Te forjas así un mundo virtual a tu medida, sin duda para hacerte invulnerable a la crítica (pero no digo que lo hagas conscientemente). Un mundo fantástico en el que los tuyos son muy buenos porque “los del otro” son malísimos. Simplismo bipolar a raudales, y como de costumbre mezclado con adscripciones falsas. Cosa que insisto en afearte para que les quede claro a quienes nos lean.

    Aquí usas, al menos dos veces, el “y tú más” (o “y los tuyos más”), como cortina de humo. Pero no te sirve, por ejemplo en lo referente a Telemadrid. Primero, porque habría que ver, en el caso de doña Cuaresma y Telemadrid, si esta cadena es menos sectaria que otras que citas (probablemente se anden parejas). Segundo, porque los responsables de esas otras no van de “liberales” como va tu amiga.

    Dices que “en sus planes, de momento, no entra la presentación de una candidatura”. Pero eso, a poco que lo pienses, no te lo crees ni tú, porque enseguida te darás cuenta de que es cierto que lo dice, pero no se lo cree ni ella. Lo único que la retiene de presentar oficialmente su candidatura es que no está segura de ganar, pero raramente en el pasado hemos visto un caso tan evidente de avidez por llegar al poder (de momento, en el PP). Tan evidente que hasta el diario ‘Expansión’, del grupo Recoletos (i.e., de ‘El Mundo’), acaba de publicar que Gallardón ha vuelto a rebasarla (con amplitud) en popularidad entre los propios votantes del PP, tras las últimas puñaladas que Amenaza Aguirre le dio cuando lo de las listas.

    Hablas de sus cualidades como gestora y no las pongo en duda, pero ahí está el desastre de la sanidad madrileña (antaño, como el resto de la española, cuasimodélica). En mi modesta opinión, no tanto por la ineptitud como gestora de Ame, cuanto por su “privatitis” al servicio de intereses económicos entre los que ella se mueve como pez en el agua (algún día habrá que volver a hablar de sus chanchullos familiares en la provincia de Guadalajara en relación con el AVE…).

    Algunas puntualizaciones para concluir:

    –El ambicioso Gallardón, que yo sepa, nunca ha ido de “liberal”, así que haces mal afeándole que sea sólo “liberal de boquilla”.

    –Lo de Rajoy con Buenafuente fue una hipérbole para dar a entender que el PSOE no es de izquierdas en ciertos aspectos, como en lo que atañe a la igualdad entre las distintas regiones de España.

    –En cuanto a lo de Hayek y Popper (autores, por cierto, a los que yo no mezclaría), tendrías razón si no fuera porque antes de introducir la pregunta donde los citabas hablabas de “la claridad que otorgan la PREPARACIÓN y las ideas claras”.

    Otro abrazo para ti.

  4. abril 10, 2008 en 8:41 am

    Cordura, yo te califico en base a lo único que conozco de tí en este medio, que es lo que escribes. Poco más conocemos el uno del otro, de modo que es nuestra única referencia.

    Hablas del desastre de la sanidad madrileña, y chico, no es por llevarte la contraria sistemáticamente, pero al lado de la Andaluza (será que por eso soy menos exigente), me parece todo un lujo asiático. Yo no me quejaría de la sanidad pública madrileña en absoluto. Me parece una sanidad excelente, aunque como todas las públicas, me parece cara. Y como te digo, vivo en Andalucía y viajo con fecuencia a Madrid. No hay color, amigo.

    Vamos a ver, Cordura, ¿cómo puede un político materializar sus ideas, es decir, sus proyectos?. ¿Me lo quieres contar?. Es que de vez en cuando sueltas unas cosas que me dejan francamente perplejo. ¡ Pues claro, hombre, obteniendo el poder !. El poder es la llave que permite materializar políticas en un sistema democrático. No lo satanices tanto, porque es lógico que los políticos lo busquen. Otra cosa es qué se hace con él, pero fíjate que en el caso de Esperanza no hay que realizar actos de fe. Resultados, amigo, resultados. Hay quien ve el poder como un instrumento necesario para transformar la sociedad, esa es una visión ética de la política. Y hay quien ve esas ideas o proyectos de transformación como instrumentos para alcanzar el poder; esa es la actitud de Gallardón a mi juicio. Yo veo perfectamente clara la diferencia y en ella fundamento mi preferencia por Aguirre.

    Compartes según veo la preferencia socialdemócrata por Gallardón. Cordura, lo negarás como Pedro, tres, treinta o trescientas veces antes de que cante el gallo. Pero al final, razonas con todos los prejuicios socialdemócratas, a pesar de tu insistencia nominalista en que no te califique así.

    Y si vas a hacer una apología del liberalismo, hombre, yo empezaría por plantear en términos correctos lo que suponen las privatizaciones cuando están bien hechas (lo que tu llama “privatitis”). De lo contrario, me temo que tu apología va a ser apoteósica. Yo ya dudo de que al leerte la palabra “liberal”, ambos estemos pensando en lo mismo, porque una de las señas de identidad del liberalismo, es la aversión al poder del Estado. Por lo que siempre abogamos por un Estado pequeño y eficiente, de auténtico servicio. Una privatización (o una externalización de un servicio en manos privadas) siempre lo consideraremos como positivo, insisto, si no sirve finalmente para crear un monopolio.

    En cuanto al “y tu mas”, dejemos las cosas claras, yo respondo a tus cuestiones con argumentos, sin embargo tu pones sobre la mesa las cuestiones en la forma que tienes a bien. Vamos a cambiar eso (si te parece), y me dices en qué te parece sectaria Telemadrid, porque imagino que esa afirmación se fundamentará en cuestiones concretas. Yo veo Telemadrid bastante poco, porque lo hago cuando voy de visita a Madrid a ver a mi madre o suegros. Quizá no he tenido tiempo suficiente para apreciar su sectarismo, ayúdame con ejemplos concretos, por favor, porque lo que he visto tampoco responde a ese cliché.

    En cuanto a los líderes que uno apoya, no se qué tiene de particular que a uno le parezcan bien. Yo he apoyado a Mariano Rajoy durante toda la legislatura anterior, y sigo pensando honestamente que su función merece mucho respeto. Pero no entiendo por qué existe esa obstinación en identificar el hecho de que piense que no entusiasma y que no ganará nunca a ZP con una aversión. Fijate si soy flexible que veo claro que nunca ganará, aunque le hubiese preferido mil veces al demagogo crónico que nos gobernará otros cuatro años.

    Y además, Cordura, no soy centrista, ¿qué le voy a hacer?, soy liberal. Y eso está en el lado opuesto de la socialdemocracia por definición ¿entiendes?. Además pienso que el centrismo es una trampa infame. Y si no lo crees, te reto a que me ofrezcas una definición clara de lo que es el centrismo. Siendo consecuente con ello, debes entender que me parezca que Aguirre puede liderar una iniciativa más vigorosa, clara, y con menos complejos (que Rajoy los tiene, como pude comprobar por mí mismo).

    Entiendo, Cordura, que te disguste (en cierta medida, todo hay que decirlo) que te diga progre. Pero hombre, todos tus razonamientos están basados en la lógica de la progresía, aunque de vez en cuando y para cubrir el expediente digas que si los progres tal y cual, pero siempre con guante blanco y muy “lights”.

    Para mí, y en base a lo que dices, eres un progre que se disfraza de lagarterana para pasar desapercibido (te lo digo con todo el sentido del humor que pueda darse en esta virtual confianza), y no te ayuda para nada emplear términos como “privatitis” para descalificar privatizaciones, porque esa descalificación forma parte de la lógica progre y se te ve el bigotillo por debajo del colorete. Ni te ayuda para nada el artículo sobre el capitalismo en el que has desplegado todo el argumentario carca marxista tan del gusto de la progresía actual, que acaba de descubrir a Quilapayún. O sea, que pones de vuelta y media al capitalismo poniendo de relieve “el estado del bienestar capitalista” (curiosa asociación que no se de dónde sacas, el estado del bienestar es sólo una secuela del colectivismo marxista), quieres hacer una apología del liberalismo y lo criticas falazmente, aduciendo que es un sistema “sin reglas” (no se de donde sacas esto otro) hablas de “fiebre desreguladora” (que ojalá se diese de una vez en nuestro país) y desprestigias el legítimo lucro… es que no hay por dónde coger esto, amigo. Y para remate me citas a un economista keynesiano (Galbraith)… ¿de verdad quieres hacer apología del liberalismo?. Decidí no participar en ese post. Es un auténtico despropósito (siempre a mi juicio, claro está).

    Por respeto no te volveré a molestar con eso, aunque en mi fuero interno piense lo que te dije una vez: “verde y con asas…”.

    Un abrazo.
    Rog

  5. abril 10, 2008 en 9:57 am

    Sobre la sanidad madrileña: es que la comparación tendrás que hacerla con cómo estaba antes, no con otra comunidad (perteneciente, además, a una región históricamente más deprimida que Madrid). Habla con los profesionales sanitarios, infórmate sobre listas de espera, sobre número de médicos disponibles, sobre hospitales abiertos que no funcionan, sobre otros con amenazas de cierre (¡en una población creciente!). Así de paso te olvidas del aburrido “y tú más”.

    Acerca de querer el poder: yo no he dicho que me parezca ilegítimo. Lo que me parece inmoral, además de patético, es que a Amenaza Aguirre se la vea a una legua que lo desea y al mismo tiempo lo niegue (y luego diga que no lo tiene claro, etc.). Es una farsante pero de las torpes. Aparte de los sucios medios que utiliza con tal de conseguirlo, apuñalando a un compañero de partido e incluso mostrándose dispuesta a testificar en un juicio contra él y a favor de alguien que no pertenece al partido de ambos.

    Gallardón no es menos ambicioso (eso lo llevo años diciendo), pero al menos no es tan soberbio ni juega tan sucio. Me da igual que sea socialdemócrata, suponiendo que lo sea (yo creo que no tiene ideología) y además hasta ahora nunca le había defendido (eso sí, echa uno la vista atrás y se da cuenta de que, por ejemplo, la sanidad en su época iba a más y Telemadrid era bastante independiente [cosa que me confirma gente que trabaja en el ente público autonómico usurpado por doña Cuaresma]. Ahora, en este ‘affaire’ me pongo de su parte porque me parece el menos malo. Pero si fuera “liberal” también lo haría. Soy un defensor de los maltratados y de los políticos honestos. Entre éstos, por ejemplo, defiendo a Margaret Thatcher y a Mijaíl Gorbachov, así como a Julio Anguita en nuestros lares. La primera, paradigma de la antisocialdemocracia. Los otros dos, gente seria y honrada hasta donde me es dado saberlo.

    Bueno es que reconozca que no ves Telemadrid (pero haber empezado por ahí). Ejemplos los hay a puñados, basta ver sus telediarios que parecen ‘Libertad Digital TV’ o un apéndice de la Kope Borroka. O recordar los noticieros de Dragó. En http://www.laexcepcion.com/ nos hemos ocupado alguna vez de denunciar esa telebasura sectaria. Aquí puedes ver un ejemplo donde se desgrana la manipulación (insisto, SÓLO UN EJEMPLO): http://javzan.freehostia.com/asuntos/manipulaciontelemadrid.htm )

    Yo respeto que seas liberal (o que digas que lo eres). Es más, me da igual (supongo que me comprendes). Lo que me entristece es que, voluntariamente o no (quiero creer que no), tergiverses la realidad para acomodarla a tu partidismo. Eso te acabará llevando a perder la noción de la ídem.

    Es muy pobre que a estas alturas sigas insistiendo en lo de “progre”, pero no te preocupes: comprendo que a falta de argumentos, “buenos” son los ataques ‘ad hominem’, por infundada que sea su base. Entiéndeme: no me duele por mí sino por ti, porque no es sino una forma de seguir autoengañándote para creerte que tus tesis son invulnerables.

    Decir que en mi artículo sobre el capitalismo he “desplegado todo el argumentario carca marxista tan del gusto de la progresía actual” (para empezar, la “progresía actual” tiene abandonado ese “argumentario”, y eso lo doy a entender desde el título, pero bueno) demuestra que o bien no lo has leído o que lo has hecho bajo esos anteojos autoengañadores. La base ideológica de ese artículo es puramente cristiana, y el socialismo se ataca explícita y reiteradamente a lo largo de sus líneas (por no hablar de mis posteriores comentarios, donde lo condeno sin ambages). Pero tú NECESITAS creer que no es así, pues de lo contrario tus “convicciones” se tambalean. Te conviene decir que “todos los gatos son pardos”, pero eso es la noche del intelecto (del tuyo). [Tu mención de mi referencia al “estado del bienestar” delata, además, que no has entendido mucho, me temo.] En todo caso, no creo que sea éste el lugar para debatir sobre ese artículo: ampliamente lo hemos hecho allí, donde ha habido más de un pro capitalista que ha tenido la oportunidad de explayarse y vaya si lo ha hecho (en particular, Leo, elegante donde los haya) y nosotros, la de responderle también con amplitud. Si en lugar de poner comentarios que parecen meros ecos de Don Jiménez te pusieras a pensar y a razonar (como lo hiciste, y muy requetebién, en el hilo sobre evolución), tu intelecto volvería a expandirse. Es mi modesta opinión.

    En fin, amigo, que te pongas como te pongas no conseguirás perder mi aprecio :-)))

    Un abrazo.

  6. abril 10, 2008 en 10:52 am

    Intentaré ser breve (esto digo siempre, y al final el ladrillo es apoteósico).

    La Sanidad Madrileña, segun tu comentario, lleva años intentando ser desmantelada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, sin embargo la Andaluza lleva más de 20 años recibiendo dinero a espuertas del presupuesto nacional y de los Fondos Europeos de Desarrollo. A pesar de eso, la madrileña funciona infinitamente mejor. ¿Tendrá eso que ver con el resultado electoral en Madrid?. Cierto es que en Andalucía podría darse la tentación de pensar lo mismo, pero ¡ ay amigo !, en Madrid no hay PER.

    Esperanza no sólo quiere el poder; lo tiene. Olvidas que es presidenta de una CA. Precisamente la más dinámica y en la que los ciudadanos viven mejor. Lo que dice lo ha dicho abiertamente, y tiene todo el derecho a decirlo. Quitarse de enmedio a Gallardón es una necesidad imperiosa para alguien que tiene ideas. Como tu mismo aprecias, Gallardón es sólo una máquina de aparecer en las portadas de Zero. Pues bien, mientras se lo permitan lo hará. Pero no creo que, después de enfrentarse a Aguirre y ser arrasado tenga mucho de qué quejarse. Bastante bien le ha ido para no tener ideas y ostentar el cargo que ostenta.

    Me interesa mucho el enlace a “LaExcepción.com”, porque es apoteósico, en especial la mención que hace del debate mantenido con historiadores. ¿Qué pasa, que sólo hay que escuchar al subsidiado Preston, a Tussell y a los que han recibido todo tipo de prebendas para escribir la historia que a algunos les interesaba escribir?. Pues mira, todos los que se han mencionado (de la Cierva, Moa, Payne) tienen algo en común. Que la mayoría de los que los critican no aceptan con ellos un debate técnico (en terminos de historia y de historiografía) y que ninguno de los que les tacha de franquistas les ha leído. De modo que antes de hablar de estos señores, sería un ejercicio saludable leer alguno de sus trabajos y reflexionar, porque en LaExcepción.com, todo lo que hay escrito son opiniones sectarias de un ignorante que no sabe ni lo que dice. Decir que Moa es un franquista, además de ser falso, es la mayor tontería que puede ponerse por escrito. Pocos antifranquistas de hoy pueden presentar un pedigree antifranquista como el de Moa. Muy pocos. Aunque ahora se desgañiten y le quieran encarcelar (al modo de la más pura tradición del chequismo lisenkiano) por ser capaz de ponerles en ridículo públicamente. Por cierto, en la lista se os olvida incluir a Girauta, que también ha escrito un libro bastante interesante sobre la II República que a más de un “Lisenkito” le va a escocer. ¡ Qué buen trabajo hizo Tuñón de Lara con esa “escuela de historiadores afectos” que empezó a funcionar en el 64 !, así nos luce el pelo con la Memoria Histérica.

    Esa obsesiva pulsión que tienes con identificar la realidad con tus afirmaciones me tiene un poco preocupado. ¿No deberías revisarlo?. No haces más que ponerme links demostrativos a sitios donde tú mismo escribes y participas. ¿No te parece más bien que tú mismo te has construido una realidad virtual, que a la vez sustenta otras veleidades que (legítimamente,no lo discuto porque es opinión al fin y al cabo) te permites?.

    ¿Qué les pasa a los noticieros de Dragó?. ¿Cuando algo no os gusta es manipulador?. Esta aversión crónica a los puntos de vista de los demás, amigo Cordura, es la antesala del totalitarismo. Creo que te lo dije una vez, pero a pesar de tu pretendida equidistancia, tu argumentación es unidireccional. Descríbeme, por favor, fuera ya de la estratosfera, cual es el pecado de Dragó (aparte de la mala leche que gasta de vez en cuando).

    El “estado del bienestar”, amigo Cordura, es una reminiscencia del intervencionismo estatal Marxista. La consideración de que los ciudadanos son tontos, y como no saben elegir, consumir, defenderse ni subsistir por sus medios, necesitan a un “papá Estado” grande y poderoso que les proteja. Estado, por supuesto, gobernado por los que hayan mostrado un mejor “talante”. En resumen, el gobierno de los borreguitos irresponsables donde sólo se les pide que den lana de cuando en cuando, y a cambio tienen pienso.

    Y una ultima reflexión. Te agradezco que me pongas un aprobado en reflexión. Sobre todo en el post en el que estuvimos de acuerdo en algunos puntos sustanciales de la discusión. Lo cual me lleva a pensar, que al igual que el mal maestro de Universidad exige, todo lo que he de hacer para merecer tu consideración intelectual es darte la razón.

    Digamos que ha sido, cuando menos, una manifestación desafortunada por tu parte. Sin entrar en la ecuanimidad de la moderación de uno y otro tipos de comentarios que practicas en tu blog, lo cual pertenece al ámbito de tu soberano gusto en tu espacio virtual.

    El aprecio nace de otras consideraciones, no creo que estas parrafadas contribuyan a deteriorarlo. 🙂

    Saludos.
    Rog

  7. abril 13, 2008 en 9:35 am

    Veo que sigues enquistado, amigo, así que no creo que valga la pena “entrar a saco” de nuevo (te empeñas, además, en sostener conceptos erróneos, como eso de que el estado del bienestar “es una reminiscencia del intervencionismo estatal Marxista”; si Keynes, por un lado, y por otro la tradición fabiana inglesa te oyeran…).

    No, no te di “aprobado en reflexión” por estar de acuerdo (más o menos) conmigo frente a la evolución. Lo hice porque ahí demostraste que cuando no llegas con demasiados prejuicios eres capaz de enfrentarte con la verdad desnuda echando mano de tu capacidad racional, no de tus pasiones.

    En fin, mon ami, c’est la vie… :-)))

    Un abrazo.

  8. abril 13, 2008 en 9:39 am

    Por cierto, se me olvidaba… no sé qué quieres decir con eso de “la ecuanimidad de la moderación de uno y otro tipos de comentarios que practicas en tu blog” (ya te dije que sois libres de poner lo que queráis, sólo se espera un mínimo de respeto, claro, y tú eres de los que suelen mostrarlo; otros no, y sus comentarios siguen ahí; desde que abrí el blog no he censurado ni un solo comentario, y van ya cerca de mil).

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: