Inicio > Uncategorized > Nada por aquí… nada por allá

Nada por aquí… nada por allá


losdosSi Juan Tamariz fuese consciente de lo que su profesión inspira a determinados personajes de la clase política, no dormiría tranquilo. A Don José Blanco, sólo le ha faltado levantarse de la mesa de negociación con Zaplana y, abriendo desaforadamente ojos y manos decir eso de: “TACHAAAAANNNN!!!”.

Don Eduardo, que no es precisamente un espectador nuevo en esta disciplina de las “varietés”, se ha quedado como pueden ver en la fotografía, al borde de la lágrima (de risa).

Hagamos un pequeño ejercicio de abstracción. Competimos en unas elecciones generales. ¿Por qué competimos?, pues hombre, en primera instancia por gobernar, y en segunda por representación. Ahora resulta que nuestro rival electoral, tiene otros grupos afines, que también compiten con nosotros (y con ellos, al menos a priori), y que se entienden mucho mejor con nuestros rivales que con nosotros. Nuestro rival consigue 5, nosotros 4 y el resto a repartir. Y nuestro rival cede uno a sus socios, pretendiendo que nosotros cedamos otro a SUS socios.

De este modo, cuando llegue la hora de votar, no tienen más que ponerse de acuerdo en cuánto vale el voto. Porque el rival tendrá los mismos votos a pesar de ceder uno a sus socios, el que tendrá uno menos seremos nosotros. ¿A que es un truco genial?.

Por eso se ríe tanto Don Eduardo, porque es que no le da el rostro para más risa.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: