Inicio > Uncategorized > El teorema de La Bola

El teorema de La Bola


labola.jpg

Sin lugar a dudas, son los trileros los que han sublimado el arte de engañar con las bolas. Su trampa tiene la base en la velocidad y en la distracción. Si son capaces de que te distraigas un momentito, tienen tiempo y rapidez de sobra como para pegarte un cambiazo y dejarte con un palmo de narices. A fuerza de hacer triles y triles, los trileros han de buscarse otra profesión, o bien otros pases diferentes. Porque una vez que se les ha pillado el truco, ya nadie puede ser engañado. Sólo el que quiere.

Nuestro Gobierno dice que el crecimiento económico durante la legislatura ha sido superior al de la legislatura anterior, y que no comprenden muy bien de qué presumen los responsables económicos de la oposición. Como el pase es conocido, creo que deberían inventar uno nuevo o retirarse, voy a explicar a cámara lenta en qué consiste el engaño, ya que afotunadamente, la Macroeconomía funciona en ciclos largos y nunca a corto plazo. A pesar de la espantosa globalización.

Supongamos que el estado de la economía es una bola que transita por pendientes, ascendentes o descendentes. Estas pendientes están conformadas por factores controlables por el Gobierno, y por factores que no son controlables. De modo que hay acciones de gobierno que en pendientes ascendentes pueden conseguir un mayor gradiente, y en descendentes suavizarlo. Básicamente en esto y en intentar que la pendiente sea ascendente consiste la acción de gobierno en términos económicos.

Nuestra bola, antes del 2004, estaba en una situación, digamos, A, trazada en el gráfico. En las coordenadas horizontales el tiempo, en las verticales el crecimiento económico. La curva simula la pendiente y las posiciones A, B y C las que ha ido tomando la “bola” de nuestra economía a lo largo del tiempo.

Para pasar de A a C hace falta mucho tiempo. Para pasar de A a B hace falta también bastante tiempo y una mala acción del Gobierno. Para pasar de B a C sólo hace falta que a la inacción de un Gobierno se le unan conyunturas internacionales desfavorables (precio del crudo, hipotecas USA, etcétera).

Como se observa en la gráfica, es verdad que tanto B como C suponen en términos de crecimiento valores superiores a A. Innegable.

Pero decir que por ello, la situación C es mejor que la A es una falacia.

El motivo es la tendencia. Nada tiene que ver la tendencia en A (flechita verde) con la tendencia en C (flechita roja). Esa tendencia marca el futuro del crecimiento e impacta seriamente en la confianza de consumidores y empresarios.

Siendo esa confianza uno de los factores que mejoran o agravan el sentido del rodar de la bola y lo pronunciado de la pendiente.

No estamos mejor que en A, eso es falso. Y lo peor es que los que quieren hacer el trile no tienen ninguna probabilidad de que cuele.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: