Inicio > Uncategorized > La pataleta de los totalitarios

La pataleta de los totalitarios


totalitariostotalitarios 

Cuando en una sociedad teóricamente libre, la libre expresión de la opinión suscita tanta agresividad, tanta respuesta insultante e hiriente y tanto afán por acallar voces, deberíamos empezar a sospechar que estamos en manos de totalitarios. A estas alturas, no creo que queden muchas dudas al respecto.

La Iglesia Católica, con sus luces y sus sombras, con sus dogmas y sus razones, estando o no de acuerdo con sus postulados, es hoy día paradigma de libertad. No debe nada a este Gobierno ni a ningún otro, como ha demostrado, y puede expresar libremente lo que piensa aunque no sea del agrado de los gobernantes. No debe nada a los que no la quieren, y puede desairarlos con sus lícitas opiniones si le place, como otros la desairan o la insultan cuando tienen a bien. Esto irrita a los iluminados totalitarios de Educación para la Tiranía hasta el paroxismo. Sus venas henchidas ante los micrófonos prestan a los espumarajos de rabia no contenida el fondo más idóneo y acorde. Como desde hace más de dos mil años, la inteligencia de la “Santa Madre” ha hecho que se retraten en su propia esencia. Son Tiranos con contrato temporal. Cuatro años.

Ni siquiera se han privado los dictadorzuelos de buscar el apoyo de los que lapidan mujeres, ahorcan homosexuales o justifican el asesinato por honor. Ya vale prácticamente todo. Una declaración airada, una subvención para mezquitas. Es la fotografía más completa que podía habérsenos ofrecido para saber quién es quién sin equívocos. No falta nadie. Ni siquiera los comisionistas periféricos. Es como el cuadro de las Señoritas de Avignon (por lo que me sugiere la actitud de los participantes) pero, a pesar del realismo, con bastante menos aroma a libertad. Sin ese aura azul que sólo el frescor de la vida bohemia podía impregnar en un lienzo. Aquí todo es pergamino rancio y revanchista. El odio tribal.

Una parte de nuestra sociedad quiere acallar la voz de la otra parte. Una parte de nuestra sociedad quiere construir sobre las ruinas del rencor amnésico una sociedad en la que sólo ellos tienen cabida, en la que la otra mitad quede excluida. En la que la opinión distinta es insultada y proscrita. En la que el asesinato es ensalzado, si hace falta, a la categoría de opción política. En la que la compra de voto por privilegios o dinero es el resultado de la moral relativizada. En la que los jóvenes son deliberadamente mantenidos en un estado de asepsia beatífica. En la que ejercer la libertad es “sembrar vientos que recogen posteriores tempestades”. En la que la oposición debe ser como al Gobierno le gustaría, y no como es.

Es el momento de explicarle a esa parte de la sociedad, que son historia. Ni siquiera eso, son sólo un forúnculo en el ano de nuestra historia.

Rog

PD: A “alguien” se le ocurrió mencionar que la Iglesia pide el voto para el PP, y, por supuesto, para UPyD, que se encuentra deliberadamente expulsada del pluralismo mediático por extrañas razones. Pobre Rosa, tantos años en la guarida del lobo para finalmente no darse cuenta de que atacan en manada y siempre a las presas más débiles.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: