Inicio > Uncategorized > “Apatrullando” las elecciones

“Apatrullando” las elecciones


pepeblanco

Del blog “eterodoso” de Pepe Blanco:

“Que se defina Rajoy

La Conferencia Episcopal, nuevo brazo armado de Rajoy, Acebes y

compañía en su estrategia de crispación, se ha descolgado con un

documento en el que pide que no se vote a partidos que negocien con

terroristas.”

Si mi comprensión lectora no falla, el término brazo armado define a un grupo de personas afines a una ideología, generalmente totalitaria, que están dispuestas a emplear la violencia de las armas para su imposición.

El empleo del término no es casual a mi juicio. Pretende que el sector más radicalizado de su propia ideología (el auténtico “brazo armado” de la izquierda radical), se sienta legitimado para emplear la violencia como justa medida contra los católicos señalados por Blanco. No ha tardado mucho el Sr. Blanco en aprender las tácticas de los etarras y su entorno. Ya se sabe, dime con quién te acuestas…

Recuerda el Sr. Blanco a Fernando VII, pero es incapaz de recordar la Segunda República, aquellos sucesos en que su propio partido jugó un papel determinante y que dieron lugar a la violencia anticlerical inédita hasta el momento en España, tras la victoria electoral legítima de la CEDA. Violencia que germinó en las más terribles torturas en las chekas, si alguien te denunciaba por ir a misa o vestir una sotana. Supongo que no lo recuerda, porque si he de suponer que lo recuerda, tengo que comenzar a pensar que anhela una reedición de tamañas heroicidades.

Pero parece que es lo que el Señor Blanco busca con ahínco. Cuanto más leo su texto, más convencido estoy de que intenta que sus violentos amedrenten a los católicos y practiquen una cruzada de agresión contra ellos. En términos menos coloquiales, esto se denomina incitación a la violencia. Y quier recordar sólo un pequeño detalle.

El texto sobre violencia xenófoba aprobado por los 27 ministros de Justicia de la UE en Abril del 2007 dice, mas o menos, algo así:

El texto final obliga a los Estados miembros a castigar la incitación pública al odio o a la violencia, incluso a través de la distribución de folletos, imágenes u otro material, “dirigida contra un grupo de personas o un miembro de este grupo definido respecto a raza, color, religión, nacionalidad u origen étnico”.

Don José tiene suerte de que España, como el resto de los Estados, tiene aún año y medio para modificar sus Leyes y recoger este delito. De lo contrario estaría en breve sentado en un banquillo al lado de cualquier hooligan de tres al cuarto, como corresponde a lo que está intentando hacer y a sus méritos “inteleztuales”.

Disfrute mientras pueda, le quedan dieciocho meses.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: