Inicio > Uncategorized > La esperanza de la Violencia

La esperanza de la Violencia


bermejo

Dice el señor Ministro, que no existen razones para derogar el permiso parlamentario a la negociación con ETA. Dice.

Prefiero pensar que el señor Ministro se equivoca, que realmente piensa que no hay razones. Porque se me hace muy difícil (por no decir insufrible), pensar que, deliberadamente mantiene esa puerta a la esperanza para los terroristas por alguna otra razón. Sin embargo, en España, usamos una frase muy castiza que expresa la obviedad de la evidencia. Dice así: “verde y con asas”.

Me parece a mí importante que, al menos, los que por aquí se dejen caer no olviden lo que significa el refrán. Porque las fechas desaconsejan que nos olvidemos. Porque la amnesia es un mal inoportuno, que nos aqueja en los momentos más inadecuados. Cuando estamos delante de una urna. La Memoria (si, esa con mayúscula), es sin duda selectiva. Pero no a corto plazo. Podemos mantener un ademán impasible, pero no por ello dejaremos de recordar. De tener en la conciencia la verdad de nuestros recuerdos y nuestra visión histórica. Y puede que aún así, actuemos en contra de ella por otras motivaciones, pero nunca podremos dejar de ser conscientes de que era verde y con asas.

El señor Ministro, como poco, se equivoca. Porque la única razón por la que asesinan los de siempre es porque tienen esperanza. Nada más. La esperanza certera de que sus asesinatos, su terror, su barbarie, nos doblegará finalmente. Cuanta mayor sea su esperanza, más harán lo que saben hacer; matar. No lo harán menos, lo harán más. Y lo harán porque sabrán que matar es la vía con probabilidad cierta de materializar sus delirios.

La resolución parlamentaria es su esperanza. Su garantía. Cualquier gobierno puede sentirse tentado ante la presión del terror a usarla y negociar. Mientras exista, tendrán esperanza, porque la puerta se encuentra abierta. Mientras exista la resolución, ETA matará. Porque sabe que matar, paga sus frutos. Lo han vivido en carne propia. ¿O no nos acordamos?, demasiados pocos meses han transcurrido desde que De Juana, ciudadano ejemplar reinsertado que había cumplido su condena, paseaba tomando calditos por la calle. Otegui, hombre de paz donde los haya, se libraba de acusaciones como apología del terrorismo en las mismas narices del Juez. O Batasuna entraba de la mano de algunos eurodiputados en el Parlamento Europeo. Ahora, la cárcel (la anestesia).

Un gobierno no puede jamás negociar. Nunca. Puede dialogar, pero no negociar. Dialogar es lo que el eufemismo “toma de temperatura” viene a expresar. Pero no negociar. No puede haber toma y daca. Especialmente si ese “daca” implica que los asesinos atesoren victorias políticas. Aunque otros gobiernos lo hayan hecho, y precisamente porque lo intentaron y el resultado está a la vista. ETA sólo puede ser derrotada. Aniquilada. Humillada.  Este es el lenguaje que hay que emplear con ETA, el de su destrucción incuestionable.

Pero esa resolución mantiene viva su esperanza. Porque cualquier gobierno (y digo cualquiera) puede verse tentado. Esa puerta tenía que haberse cerrado. Esta misma tarde. Esa esperanza tenía que haberse desvanecido. Para que la próxima vez que alguien, sentado con una pistola en la esquina de un oscuro bar del entramado, sepa positivamente que cuando apriete ese gatillo, sólo le espera pudrirse en vida en una cárcel. Sin remisión. Sin parlamento. Sin negociar. A la puñetera cárcel para siempre. Mientras sus amigos, familia, novia o lo que sea, bailan aurresku en su honor y se ponen ciegos de pintxos en las campas.

Por Estacio, Palate, Trapero, Centeno y tantos y tantos más…

Rog

PD: Por favor, no abucheen al Presidente, lo lleva muy mal desde que es Presidente y tuvo que colgar las pancartas que no soltó de la mano mientras fue oposición. Tiene la piel muy fina el hombre, probessito.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. diciembre 13, 2007 en 9:27 pm

    No Olvidemos el 11-M como no negocien los de ETA largan

  2. Drago
    diciembre 25, 2007 en 11:27 pm

    No, el sñor Ministro no se equivoca. Para él nunca habrá razones para revocar ese acuerdo parlamentario, porque de lo contrario tendrían que volver a la lucha contra ETA con todas las consecuencias, y eso no lo quieren, no pueden hacerlo porque perderían el apoyo de los grupos independentistas que les es imprescindible.
    La política de lucha total contra ETA era la del PP y ellos, que tienen que diferenciarse en algo (¿recuerdas la guerra de Iraq, el Prestige, incluso el 11-M?) tienen otra, más moderna, más progresista, la negociación, la paz. No importa a costa de qué, se trata de conseguir (hipotéticamente) un resultado espectacular que los ayude a mantenerse en el poder largos años.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: