Inicio > Uncategorized > Razones para matar

Razones para matar


libroarcadi

Guiado por mi compulsiva lectura de mis bloggers favoritos, encuentro un misterioso enlace en el de mi admirado Arcadi Espada. Descendiendo un poco en la página con el siempre incómodo scroll dice así “El Admirable Justo. Continuará“. Arcadi tiene la evidente maestría de llamar tu atención con frases que son una bofetada medida y certera, que causa con incuestionable eficacia el efecto que el autor desea. Rápida y contundentemente. Facultad de la que no puedo hacer gala. Ya lo siento por vosotros que de vez en cuando pasáis por aquí. No he tenido más remedio que dejarme llevar por mi curiosidad, hábilmente espoleada, para investigar quién es el tal Justo que, quizá desde una ironía escasamente reprimida, es señalado por Arcadi.

Su comentario (el de Justo) sobre el libro “El Terrorismo y sus etiquetas”, está trufado de una nostalgia personal. Nostalgia aderezada con un punto de hiel que, sin abandonar la corrección, resulta finalmente destructivo. Lo cual (y valga la redundancia) me parece justo, dada a afinada puntería con la que el Señor Espada dispara con frecuencia contra aquellos que son objeto de sus críticas. No quiero decir con esto que a veces no comparta sus puntos de vista. Lo hago, aunque no siempre. Su pasión por Dawkins me sugiere un abrazo desesperado a una tabla que tardó tiempo en tener a mano. Pero esto es harina de otro costal. No me cuesta en absoluto reconocer su talento y lo certeras que considero algunas de sus visiones.

El Admirable, monótonamente crítico en su apreciación, sólo consigue finalmente un compendio de descalificaciones y autocomplacencia para dejar un sólo mensaje de crítica al contenido, que puede resumirse en estas frases:

En realidad, sus páginas tiene como principal motivo el de arremeter contra aquellos que sostienen que el terrorismo tiene causas. Decir que esto es para Espada como decir que hay alguna razón legítima que lo justifica. Parece una simplificación, ¿no? Aquí, en este blog, hemos tratado dicho asunto y no parece que la condena del terrorismo en todas sus formas nos obligue a descartar las causas. La guerra es odiosa, pero tiene causas…”.

Tengo que estar de acuerdo con el Admirable, no me queda más remedio. Por supuesto que el terrorismo tiene causas, lo mismo que las guerras tienen causas. Idénticamente las motivaciones de un soldado para dejarse el pellejo en el campo de batalla no tienen que coincidir con las causas de la guerra en sí. Todo ello son cuestiones que no conviene mezclar. Y es cierto, no por mencionar esas causas se justifica el terrorismo, la guerra o la motivación del soldado. ¿O sí?.

¿Qué hay bajo las causas de un acto terrorista?. En una ocasión, Arcadi escribió que tras el 11M sólo había explosivos y un turbante. Esa desnudez causal es un equívoco. Esa enumeración casi forense de los elementos necesarios para conjugar una masacre es manifiestamente insuficiente. Porque debajo de las causas de un atentado terrorista, podemos llegar a afirmar que hay razones y motivaciones. Personalmente me niego a aceptar que tras un acto de terror haya razones. Desde el punto de vista de la función de raciocinio, el acto terrorista carece absolutamente de razón. La pierde en su propia esencia si es que alguna vez llegó a tenerla. El terrorista puede tener, pues, motivaciones. Pero jamás razones.

Si otorgamos a la sinrazón terrorista la categoría de razón, estamos ofreciendo una justificación al terrorismo. Una lógica con sentido racional. Aunque debemos, por nuestra propia integridad física, llegar a comprender las motivaciones de los que llevan a cabo estos actos. Tanto los que los diseñan, promueven y financian como de los que los perpetran. Y no siempre han de coincidir en sus motivaciones.

¿Qué razón, pues, puede haber en volar dos rascacielos llenos de gente en el corazón de una ciudad?. Decir que la pobreza y la explotación están detrás de estos actos es, además de otorgar a los pobres y explotados la categoría de potenciales asesinos, una gran mentira que ofrece cobertura moral a la masacre. Afirmar que, la humillación de la población palestina es el motivo de esta masacre es más de lo mismo. Es posible decir,  entonces, que otorgar esa lógica al acto terrorista ofrece al terrorismo una tabla de salvación desde el punto de vista de la comprensión. Y eso sucede desde algunos sectores concretos de opinión. Sectores que ofrecen esa cobertura en base a una motivación ideológica, que se retroalimenta de ciertos dogmas políticos.

El terrorista está indudablemente  motivado, pero es precisamente esa motivación la que cabría analizar. El ansia de protagonismo, el fanatismo, la locura, todas son hipótesis plausibles. El acto terrorista sin duda consigue satisfacerlas. Pero no la pobreza, el sempiterno liberalismo salvaje, o el conflicto árabe-israelí. Porque si bien cuando el terrorista comete el acto, vé satisfechas (si sobrevive) las expectativas de notoriedad, aceptación en su grupo, honores y dádivas religiosas, dinero para su familia, etcétera. No ocurre así con lo otro. Tras derrumbarse las torres gemelas en Nueva York, o tras explotar los trenes en Madrid, los pobres seguían siendo pobres, el liberalismo seguía generando riqueza en el mundo y los palestinos seguían siendo bombardeados cuando un fanático se autoinmolaba junto con víctimas inocentes en una hamburguesería de Tel-Aviv.

Esto lo sabían los que se inmolaron en los aviones, los que pusieron las bombas en los trenes y los que asesinaron en Hipercor. Y también lo saben los que lo harán en un futuro, quiera Dios que no sea próximo.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: