Inicio > Uncategorized > La sopa boba

La sopa boba


algore

¡¡ Menos mal, ya lo he averiguado !!. Estaba preguntándome como mi telepredicador favorito de la “Iglesia de los Desastres de la Pradera de los Ultimos Días” había podido perder unas elecciones democráticas en su país, mientras fuera de él recibe un premio Nobel.

Hacía mis tribulaciones considerando la siempre objetiva (risas de fondo) valoración de los miembros de la Academia sueca, la amplia trayectoria de Al Gore, conocida por todos, dentro del terreno de la meteorología y la geología. Y conociendo también la austeridad ejemplar en el consumo de fuentes de energía no renovables que el reverendo Gore practica en su vida privada. Pero ya no tengo motivos de preocupación. Ya sé por qué perdió las elecciones.

Fué por su manifiesta tendencia a mantenerse a costa del erario público, cosa que por nuestros lares, parece un honor. Allí ocurre todo lo contrario.

Y es que, el amigo “Al” ha tenido la inmensa desgracia de nacer en un país donde a la gente le gusta más bien poco pagar la sopa boba de unos cuantos. Muy al contrario de la tradición sopabobista y subvencionista de Europa. De modo que los señores que fueron a votar, le vieron el plumero, y sacaron una sabia conclusión: ojo, que este viene a vivir de nuestros impuestos.

Pero el telepredicador de las novelas de terror climático-apocalíptico no se dió por vencido. Tenía en Europa una presa ávida de adoptarle. Los lobbies que ahora viven del chollo del “cambio climático” (más de diez mil millones de dólares en subvenciones para investigaciones, estudios y la conclusión irrefutable -y desconocida hasta el momento- de que el clima de la Tierra cambia cíclicamente) le abrieron sus brazos, puertas y bolsillos de par en par.

El caso es que, nuestro presidente, que como todo el mundo sabe es tan, tan socialdemócrata que los socialdemócratas de Europa parecen a su lado meros neocon, se va a gastar con su cuasi-colega Al Gore más de 500 mil euros (casi cien kilos de los de antes) en aterrorizar a nuestros hijos con las elaboradísima tragedia del folleto recaudador llamado “Una Verdad Incómoda”. Y a fe mía que es eficaz produciendo pasta.

Y yo, para mi desgracia, no sé si esa verdad es incómoda. Imagino que para ser una verdad incómoda, ha de ser primero verdad. Pero en este caso, más que incómoda, es tremendamente cara. Cien kilos de los de antes para proyectar el vídeo a nuestros hijos y que tengan pesadillas durante cuatro años. Para que luego se quejen algunos de que la Iglesia acojona con el Demonio.

Cuando lleguen los efectos del cambio climático, aunque sean un “cagarro”, habrán chupado tanto de la teta los científicos, políticos, burócratas y demás agoreros que tendremos que aguantarnos con lo que venga sin más. A pelo, como siempre nos pasa. Eso sí; bien acongojados y habiendo comprado sendos trajes de hombre rana, para comprobar que en nuestra casa lo que ha tocado es desertización.

Por cierto, esa verdad es cara sólo para mí, no para los que disponen de mi dinero para adoctrinar a mis hijos. Para que luego vengan los laicistas a hablarnos de los feligreses, la irracionalidad de la fe y el opio del pueblo. Alguno se lo ha fumao ya todo y el pueblo no tiene ya ni para “caldo de gallina”.

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. octubre 18, 2007 en 11:47 am

    Joer Rog, lo has clavado.
    Yo, como buen pardillo miembro de una sociedad de pardillos, me creía estas sandeces del cambio climático, eso si, con dudas por que veía algunas aseveraciones de esas hiper tajantes que ni me cuadraban con el sentido común. Pero un día cayó en mis manos un libro de Michael Crichton (se escribe así?) , una novela posiblemente no tiene mas mas pretensiones que entretener, pero que tiene un apéndice donde el autor aporta toda la documentación que había reunido para poder escribir la novela con una cierta lógica.
    A la vista de esta documentación que es pública y visible en Internet el autor llega a la conclusión simple y llana de que la influencia humana en todo el cambio clímatico es una patraña.
    Si que es admisible que los cambios geográficos que los hombres implementan con su tecnología influyen en los ecosistemas, sobre todo las grandes obras de ingeniería o la deforestación, pero no los tan traídos y llevados gases de efecto invernadero.
    A donde quiero ir, recomiendo que visualiceis un documental (esta por esos sitios de Internet también) que se llama The Great Global Warming Swindle , donde creo que se contra-argumenta con propiedad la gran mentira que los sopaboberos del IPCC capitaneados por el arribista Al Gore han convertido en un chollo, una vaquita que les va a reportar pingües beneficios. De momento la verdad incómoda le esta haciendo mucho mas millonario de lo que ya era…

    En fin, gracias Rog, muy buen post. Siempre es un placer leer cosas coherentes en este mundo de incoherencias que nos toca padecer.

  2. octubre 18, 2007 en 12:19 pm

    He visto el documental que sugieres, Nautico. Para mí, lo más llamativo es que desde el IPCC se está anunciando una unanimidad que no hay. O que los que no están unánimemente de acuerdo, ya no son consultados.
    Cuando hay tanto dinero en juego, los que pagamos los impuestos debemos desconfiar y vigilar qué se hace con ellos.
    El clima está cambiando, es cierto. Muy probablemente sucederán desastres naturales (no lo digo por saberlo, sino porque ya se han producido y se seguirán produciendo). Pero mi suspicacia viene del hecho de que, si pienso que el Cambio Climático es un hecho irreversible y natural ¿por qué me he de gastar dinero en intentar frenar lo que puede ser irrefrenable, en vez de prevenir sus efectos sobre las personas directamente, y con el mismo dinero?.
    Mientras tanto, anunciantes de desastres, investigadores de lo obvio y demás faunas fagocitarias de los dineros de los demás, están haciendo su agosto.

    Para este viaje, no me hacen falta esas alforjas, sino otras bien distintas.

    Rog

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: