Inicio > Uncategorized > ¡¡Aurrera polit!!

¡¡Aurrera polit!!


Cometí un error. Me equivoqué (una vez más).

La estadística del blog me hizo sacar conclusiones cuantitativamente correctas. ¡Pero cualitativamente tan desenfocadas!. Y finalmente alguien me hizo pensar ayer que, si estas cuatro líneas que escribo de cuando en cuando, son capaces por algún extraño milagro, de ofrecer un buen rato a una persona querida, ya valen la pena.

Aunque sólamente esa persona pase por aquí, espoleada por la curiosidad de saber por dónde han transcurrido mis neuras estos días atrás. Si esto sirve para aportar algún sentimiento de empatía, risa, complicidad, cariño o diversión a alguien a quien aprecio, si alguien encuentra algún apoyo o se siente reconfortado(a) por lo que aquí digo, me importa un bledo granjearme la antipatía del resto del censo nacional, que me valdrá la pena una y mil veces escribir.

De modo que, Maitetxu, esto está abierto porque fuiste tú la que me convenció de que lo que escribía servía para algo. No porque fuese tu opinión, sino porque fue tu testimonio; te servía a tí. Y ya sólo eso me habría bastado. Y me basta. Y agradezco como no podéis imaginar los mensajes de extrañeza por el cierre y después de amable apoyo, que los agradezco de veras. Pero la fuerza de la convicción ha sido sólo tuya, amiga mía. La que ha movido con más contudencia mi voluntad.

Incluso agradezco los insultos (que han sido pocos, la verdad) de los que por aquí han tenido a bien pasar a dejarlos, al menos para adjudicármelos se han tomado la molestia de irritarse con lo escrito. Lo han tenido que leer. Sólo espero que entre los que los han practicado haya alguien de cierta talla. De lo contrario la categoría de mis enemigos habría decaído preocupantemente y eso afecta a mi propia consideración sobre mí mismo.

Y, como decía Oscar Wilde en una de sus ingeniosas parrafadas de sobremesa:

No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.”

Hoy La Madriguera se abre porque sé que algunas personas encontraban aquí, de vez en cuando, algo que les agradaba encontrar. Ese motivo me es válido. Antes no lo sabía.

Gracias, bombón, por decírmelo. Y ya sabes, tienes que seguir leyendo muuucho tiempo, porque no sabes bién hasta que punto has despertado al Dragón (bueno, no es que yo sea un dragón pero reconoce que desde el punto de vista del dramatismo, ha quedado genial). ¡¡ Aurrera Maitetxu !!

Rog

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Drago
    octubre 12, 2007 en 11:17 am

    Hola de nuevo Rog
    Me alegra que de nuevo nos hayas abierto la puerta de tu madriguera, para permitirnos compartir tus pensamientos.
    Nuestro ha sido el fallo de no participar más activamente, pero una veces por no tener más tiempo que el necesario para una lectura apresurada y otras porque nos da cierto miedo a no estar a la altura en nuestras opiniones, junto con una nada justificable comodidad; nos han hecho mantenernos un poco al pairo.
    Me congratulo de que Maitechu haya encontrado los argumentos definitivos.
    Gracias por tu dedicación.
    Un cordial saludo. Drago

  2. Aldisele
    octubre 14, 2007 en 7:00 am

    Seguramente una gran mayoría leemos pero no intervenimos. En mi caso ocurre esto, muchas veces por falta de tiempo.

    Por ejemplo, hoy es domingo, son las 9 de la mañana, mi mujer y los niños duermen y dispongo de un minuto de tranquilidad para escribir. Pero en cuanto las dos fieras se despierten, ¡empieza la guerra!

    Saludos y sigue actualizando La Madriguera. Gracias.

  3. Luiti
    octubre 14, 2007 en 9:48 am

    Ni se te ocurra volver a cerrar.
    Y dile a los tripusoles que actualicen, que estoy harto de Rick y Solera II.
    Que aunque no digamos nada, estamos ahí.
    Saludos

  4. sinera
    octubre 15, 2007 en 9:02 pm

    Hola Rog, hace unos días, pendiente de tu traslado del Ro a Rota y a causa del mal tiempo que hemos tenido esta semana, decidí visitar tu madriguera, para ver la fecha del último comentario y asegurarme así, de que todo había ido bien. Cual fue mi sorpresa cuando me di de cruces con el tablero de ajedrez. No entendí nada, pero tampoco presagie nada bueno. Me alegro de que hayas recapacitado y que de nuevo sigas compartiendo.

    Aunque muchas veces no comparto lo que dices, siempre es interesante leerte.

    Un abrazo, sinera

  5. Eduard
    octubre 16, 2007 en 8:30 am

    Hombre Rog,
    veo, y celebro, que has decidido volver a poner en marcha este rincón de opinión tan compartida por mí.
    Como ya te comenté en un privé de la Taberna, echaba en falta nuevos comentarios. Estaba la página parada en el tablero de los peones negros y sin poder acceder a otro enlace. Era como un bucle, siempre me dirigía a la misma página.
    La verdad es que lo que menos pude pensar es que habías decidido pararlo.
    Por eso me alegro de que haya habido alguien que ha sabido pulsar ese resorte por el que vuelves a cargar pilas.
    Animo valiente.
    Un cordial saludo
    Eduard

  6. fewibef
    octubre 17, 2007 en 11:08 pm

    Estimado compañero.

    Desgraciados seríamos todos sin uno de los pocos rincones que quedan ya, donde alguien bastante cuerdo dice lo que piensa sin buscar nada a cambio (bueno vale, un poco de calor de los lectores).

    A veces estaremos de acuerdo unos y otros no, pero en lo que todos los que te leemos creo que coincidimos es en que tu sinceridad es innegable.

    Ánimo en esta nueva travesía. Cuenta con este grumete.

    P.D. Enhorabuena a Maitetxu por estar ahí cuando hizo falta.

  7. Taranta
    octubre 26, 2007 en 5:43 pm

    Hola Rog,
    Me gustán mucho tus comentarios y realmente son una fuente de inspiración. Me gusta leer y acabo leyendo muchas líneas al cabo del día y tengo que decirte sin ánimo de pelotear que las tuyas son de las mejores que se uede echar uno a los ojos.
    Sigue así porque lanzando estos mensajes haces que los demás nos sintamos menos solos en nuestra perplejidad por lo que pasa.
    Un abrazo,

  8. Embat
    noviembre 7, 2007 en 7:10 pm

    Pues yo, que no coincido casi nunca con tus opiniones, sigo y seguiré entrando en tu Madriguera mientras decidas tenerla abierta; me gusta cómo escribes, así que ya sabes, nada de cerrojo, por favorrrr.
    Desgraciadamente siempre habrá quien rebuzne, pero eso es inevitable…allá ellos, que tienen el problema.
    Un abrazo

  9. Grimerx
    noviembre 26, 2007 en 8:53 pm

    Reconozco hace tiempo que no entraba, pero me es grato que la madriguera siga viva! y su tan apreciado conejito ande pululando haciendonos gratas nuestras retinas.
    Besos coneho

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: